¿Y si queremos una granja en vacaciones?

Casas Prieto, en el concejo de Quirós, ofrece esta original opción que encandila a los más pequeños de la casa


Redacción

Aldeas

En Cortes, en el concejo de Quirós, los alojamientos rurales Casas Prieto ofrecen la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones diferentes. Ubicado en un entorno rural, cuentan en sus instalaciones con una granja en la que los turistas encontrarán todo tipo de animales domésticos, como caballos, vacas, gallinas, ovejas, perros y gatos. Pero el atractivo animalístico de la granja no queda ahí; un poni, un burro, cabras enanas y una pareja de alpacas terminan por completar este singular grupo. Desde el alojamiento, José Prieto afirma que «sin duda alguna, la pareja de alpacas es la estrella del lugar». Lo que buscaban cuando dieron con este plus de originalidad era «algo distinto, principalmente pensando en los niños» y sin duda lo han conseguido porque los animales son el deleite de los más pequeños de la casa. 

Los alojamientos Prieto II y Prieto III son casas restauradas abiertas al público desde el año 2005. Sin embargo, ellos ya llevan en el negocio desde los años noventa. Las restauraciones de las edificaciones, entre las que se encontraban algunas cuadras, se hicieron respetando la piedra y el estilo rural. También la madera juega un papel fundamental tanto en el interior como en el exterior de las casas. En Prieto II, con capacidad para cuatro personas, una preciosa galería se convierte en el aliado perfecto desde el que disfrutar de las bonitas vistas que rodean el alojamiento. Prieto III, con capacidad para dos personas, es estupenda para parejas; tiene zona ajardinada propia que cuenta con una barbacoa, bancos y mesas de madera en los que poder disfrutar del aire libre.

El entorno que rodea a Cortes es el inmejorable socio de Casas Prieto. Estos alojamientos de montaña se encuentran entre los relieves de la Cordillera Cantábrica y gozan de vistas al Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, donde se encuentran Peña Rueda y Peña Ubiña, la segunda montaña más alta de Asturias tras los Picos de Europa. También la Sierra del Aramo y el bosque de Lindes se pueden apreciar desde Casas Prieto. Aunque el aliado natural y fundamental para este complejo rural es la Senda del Oso. José Prieto cuenta que «es una de las visitas que más llama la atención de nuestros clientes. Casi ninguno se lo pierde». Para los amantes de las rutas de montaña, ya sea a pie o en bicicleta, este es el destino ideal por el sinfín de posibilidades que ofrece.

El cliente que escoge Casas Prieto suele ser de origen español. Durante el invierno son los asturianos y los leoneses de la zona más próxima a Quirós quienes eligen este complejo rural. También reciben turismo procedente de Galicia y el País Vasco durante las épocas más frías. A medida que los puentes primaverales y el verano se acercan, aumentan los clientes de zonas centrales de la Península Ibérica, como Madrid y Valladolid, quienes buscan «un cambio de paisaje que nada tiene que ver con lo que tienen en sus pueblos y ciudades», dice Prieto. Es en estos periodos de más calor cuando el turismo familiar es más numeroso y cuando los niños pueden disfrutar mejor de los ponis y caballos de los que dispone el complejo. El invierno se convierte en la época perfecta para las parejas que quieran «disfrutar de la nieve exterior al calor de la chimenea de la casa», nos cuentan desde el alojamiento.

La zona de Quirós ha sido tendencia en las últimas semanas debido a la presencia de Fernando Alonso y el televisivo aventurero Jesús Calleja, que se acercaron hasta allí para grabar una de las famosas expediciones que emite Cuatro. Durante la emisión del programa, las redes sociales se hacían eco de lo bello del paisaje, para muchos desconocido. Al preguntar a José Prieto por la repercusión que esta visita ha podido tener en su negocio afirma que «para nosotros sí fue un boom; cualquier cosa de este tipo que haga salir al concejo en televisión es positiva porque siempre hace que la gente se interese un poco más por la zona, y nosotros aquí estamos». Prieto recalca que «es un lugar muy bonito que no va a defraudar. Tanto para los que busquen relajarse y desconectar, como para aquellos que busquen un turismo más activo es un sitio perfecto».

Valora este artículo

5 votos
Etiquetas
Turismo Fernando Alonso Valladolid
Comentarios