Imagen:Diego Cervero

Cervero: «La exigencia del Oviedo es grandísima, a veces hasta juega en contra»

El exjugador e icono oviedista habla de la actualidad del conjunto azul y de sus sensaciones en Fuenlabrada


Oviedo 29/01/2017 09:06

Cervero continúa dando que hablar, pero ahora lo hace en Fuenlabrada. En el club madrileño ya se han contagiado de su alegría y de su espíritu competitivo para remontar una liga que empezaron con un rendimiento muy inferior a lo esperado. El nuevo equipo de Diego ha conseguido situarse a un solo punto de los puestos de play off de ascenso a Segunda después de 22 jornadas. En la última de ellas el Fuenlabrada se impuso al San Sebastián de Los Reyes por 3-2 gracias a un doblete de «Cervegol», como ya le llaman en Madird.

Ya al final de la que ha sido su «semana mediática» el delantero ovetense saca unos minutos para hablar con nostros.

-Buenas tardes Diego ¿Qué tal está en su nueva etapa lejos de Oviedo?

Aquí estoy genial, es algo muy diferente. Salgo de la rutina y me meto en el anonimato. También es diferente por el hecho de venir a una ciudad grande. Viene a un club con poca historia pero con un gran proyecto. Con un reto muy bonito y en un entorno que está muy bien.

-Pese a estar en un club con poca historia como dice, echando un vistazo a la plantilla parece un equipo hecho para estar arriba. Se empezó mal pero las cosas van saliendo mejor.

Si, superamos el mejor puesto histórico en Copa Federación y queremos mejorarlo en liga. El presidente apostó por buenos jugadores para llevar al equipo de su ciudad lo más arriba posible. Empezamos muy mal en las siete primeras jornadas y todavía estamos arrastrando aquello. Ahora estamos en una buena racha. Hay que intentar hacerlo bien en la segunda vuelta y afianzarnos arriba.

-Compite en la delantera con otro exoviedista como Dioni y, de momento, está contando con pocos minutos en liga. ¿Cómo lo afronta?

Siempre uno quiere jugar más y tiene ilusión por hacerlo. Quedan muchos partidos para darle la vuelta y hay que trabajar. Estoy teniendo un rendimiento aceptable para los minutos que tengo y siempre quiero mejorar, soy ambicioso. Tengo la eliminatoria de Copa Federación y dieciséis partidos más de liga para mejorar mis datos y que eso vaya en beneficio del equipo. Yo sigo con mucho ánimo y, mientras me respeten las lesiones, estoy seguro que en estos meses que nos jugaremos todo, se verá un buen Diego Cervero.

-En Oviedo pasó por una situación similar en los últimos dos años pero buscó estar al máximo para cuándo se le necesitase...

Esa situación era diferente en Oviedo, evidentemente, porque siempre está el plus de que es tu casa, hay que ser sincero. De todas maneras soy un profesional y siempre trabajo para dar lo mejor de mí cuando sea necesario. Ahora mismo estoy con muchas ganas y, con 33 años, tengo más ilusión que muchas veces siendo más joven.

«Si acabase mal la temporada igual iría pensando en cerrar el chiringuito»

-¿Se ha planteado alguna vez retirarse a corto plazo?

Voy paso a paso, vamos a ver como acabo la temporada. Si acabase mal la temporada igual habría que ir pensando en cerrar el chiringuito. Pero de momento he entrenado siempre, estoy contento con mi rendimiento en los minutos que juego y, si me sigo encontrando bien y hay proyectos que me ilusionen, seguiré. Si no es así, a otra cosa, no se acaba el mundo.

-En Fuenlabrada tienen un buen grupo de exoviedistas (Pol Freixanet, Dioni, Juanma y el propio Cervero). ¿Se habla mucho del Oviedo?

Sí que se habla mucho del Oviedo. Todos ellos guardan ese cariño al club y, en mayor o menor medida, a todos les ha marcado. Ahora que no estoy allí me doy cuenta de la repercusión que tiene. Además yo siempre hablo del Oviedo en el vestuario, hay quien habla del Madrid y del Barça, yo comento lo mío. Cuándo ves que en el vestuario del Fuenlabrada se habla del Oviedo es cuando te sientes orgulloso, eso presta.

-¿Cómo ve en la actualidad al Oviedo?

Creo que lo están haciendo bastante bien. Si no estás dentro no lo ves, pero la exigencia del Real Oviedo es grandísima y a veces hasta puede jugar en contra. En estos dos últimos encuentros veo que el equipo lo da todo e hizo dos partidos muy serios. Hay que tener paciencia y no marcarse una exigencia tan alta. Estuvimos muchos años en una situación muy mala y hay que disfrutar de donde estamos y dejar trabajar a los que están ahí. Creo que van en el buen camino.

-Uno de sus grandes amigos en el vestuario era Toché ¿Cómo ve el estado de forma que está luciendo?

A Toché ya no hay que descubrirlo. Me hacía gracia cuándo hablaban de que estaba mal. Al final cada uno tiene sus cualidades y él tiene buen desmarque y mucho gol. No hay más que ver sus números. En los dos últimos partidos fue muy importante, no solo marcando gol si no marcando el que abre la lata que es lo más difícil. Espero que siga así y que le respeten las lesiones. 

-Hace poco que el club azul cerró el fichaje de Saúl Berjón ¿Coincidiste con él en categorías inferiores? ¿Cómo ves su llegada?

No, no coincidimos en la cantera por edad, pero le conocí más tarde. Es un fichajón. Está en el Oviedo porque lo siente. Es un gran trabajo de quien se encarga de esas cosas y también hay que valorar que El Turu está ahí porque es del Oviedo y quiere hacer algo grande. 

-En la plantilla actual hay cinco canteranos y alguno de ellos con mucho peso en el vestuario. Que importante es tener gente de la casa en el equipo...

Creo firmemente que hay que mantener la esencia del club y eso solo te lo dan los de la casa. Yo puedo venir al Fuenlabrada y dar el máximo pero no puedo sentir el club como mío porque no lo mamé. Siempre es importante esa gente que te meta en la historia del club y que te enseñe lo que significa. 

-¿Qué tiene el club que jugadores de la talla de Michu, Esteban o Saúl quieren volver?

Es un sentimiento. Tantos años en la cantera te contagian esos sentimientos. Cuando estas fuera te das cuenta de lo que es el Tartiere, El Requexón, la afición… Hay más clubes como el Oviedo pero son muy pocos.

«El césped del Tartiere es un hándicap enorme para los jugadores»

 

-¿El Tartiere cómo lo ve?

Jugar en el Tartiere es increíble por la gente, porque la verdad que el césped se ve muy mal. Creo que está siendo un hándicap enorme para los jugadores. Ya no es solo por el mal que hace al juego combinativo del equipo si no por la carga física y el riesgo de lesiones. Cuándo estábamos en otras categorías, aunque el campo estaba mal, éramos un equipo más profesional que el resto y teníamos ventaja sobre ellos, ellos hacían maravillas para poder competir contra nosotros. En Segunda hay un nivel altísimo y jugar en un campo así cada quince días es muy complicado, también hay que valorar ese esfuerzo.

- ¿Dónde espera ver a Oviedo y Fuenlabrada a final de temporada?

Creo que ambos tienen equipo para estar arriba en su categoría pero sin precipitarse. La Segunda es muy difícil y a veces la gente, y me incluyo yo, somos muy impacientes. Esto es muy difícil, un éxito para los dos equipos sería llegar a play off. No hay más que ver la historia, el Fuenlabrada nunca jugó una promoción Segunda y el Oviedo hace quince años que no está cerca de Primera.

-Muchas gracias Diego, esperemos que se cumplan los objetivos de ambos equipos. Un abrazo.

Esperemos, un abrazo.

Valora este artículo

12 votos
Etiquetas
Oviedo Real Oviedo Comunidad de Madrid Asturias Play off Copa Federación Toché Michu
Comentarios