Esquiadores en la telesilla de Fuentes de Invierno

A la temporada le falta (al menos) una gran nevada

Las estaciones Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares esperan recuperar espesores con el frente que se anuncia esta semana para garantizar la nieve hasta Semana Santa. Los hosteleros confían en el puente


Aller / Lena

A la temporada de esquí asturiana le queda apenas un mes y, hoy por hoy, tras los últimos episodios de calor, es grande el esfuerzo que tienen que hacer los equipos de trabajo de Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares para mantener las pistas con nieve. Sin embargo, ni en uno ni en otro complejo tiran la toalla, porque la perspectiva histórica dice que a esta temporada 2016-2017 le falta, al menos, una gran nevada. Desde la apertura de las estaciones se han producido pequeños temporales que han permitido mantener los espesores a raya, aunque no para despreocuparse de los mismos hasta el final de la temporada, la cual está fijada por el Principado para después de la Semana Santa. Por el momento, tanto en Fuentes como en Valgrande están a la expectativa de los modelos meteorológicos que anuncian nieve a partir del martes, 21 de marzo. A esta previsión, el director de la estación lenense, Javier Martínez, añade que «no ha habido vez en la historia que no nevara de norte y este año aún no ha sucedido», algo en lo que coincide su homólogo del complejo allerano, Jorge Fernández, que dice que «históricamente siempre vienen una o varias nevadas de consideración», mientras que las que ha habido hasta ahora han sido «nevadas puntuales».

Una gran nevada a partir de ahora significaría no sólo recuperar espesores en las pistas sino garantizar que estas se mantendrán con suficientes centímetros de nieve hasta Semana Santa, fecha importante para las estaciones y para los negocios vinculados a los deportes blancos puesto que unas buenas condiciones atraería a usuarios y a turistas, que en esas vacaciones suelen proceder de Galicia, Portugal y Madrid. No obstante, desde los complejos invernales aún ven lejana la Semana Santa y prefieren no hacer cábalas sobre la situación de las estaciones de aquí a casi cuatro semanas.

Nevar en abril

El director de Valgrande-Pajares no pierde la esperanza de que aún caiga una buena nevada pese a que el invierno va llegando a su fin y recuerda que hace 20 años «un 16 de abril cayó una de más de tres metros». Por tanto, Javier Martínez señala que «quiero que nieve», aunque en su defecto se conformaría con que se dieran las condiciones necesarias para poder fabricar nieve artificial con los cañones. «Por lo menos estar a -3, -4 o -5 grados, porque estos días estamos en temperaturas positivas y con viento», comenta el responsable de la estación lenense, que apostilla que «esta temporada se ha ido salvando con mucho trabajo y esfuerzo» y que desearía «llegar a la Semana Santa, por lo menos, con unas condiciones medias» sin tener que cortar la temporada.

En Fuentes de Invierno también se va aguantando la nieve en las pistas pese al calor a base de trabajo. Su director, Jorge Fernández, tiene la mirada puesta en la previsión que anuncia ese frente de nieve a partir del 21 de marzo, tras el cual habría unos días de temperaturas muy bajas. Sin embargo, el responsable del complejo allerano lo dice «con toda la prudencia del mundo», puesto que siempre insiste en que las previsiones pueden variar mucho después de dos o tres días, y ha puesto como ejemplo que el último frente se quedó «por debajo de las expectativas». De hecho, algunos días de esta semana se mantuvieron cerradas dos pistas de la parte baja, así como La Hoya, mientras que Entresierras se mantuvo con espesores muy justos. Por tanto, comenta que «faltan unos centímetros de nieve para estar al cien por cien de nuevo».

 Nieve muy oportuna

Jorge Fernández confía en que la nieve vuelva a caer porque desde que decidiera abrir la estación el 16 de enero «siempre han caído nevadas en momentos oportunos», a lo que añade que aunque no fueron muy grandes, «las bajas temperaturas permitieron meter nieve a las pistas» haciendo que ésta fuera «de calidad». Respecto a la Semana Santa, explica que esas fechas aún están lejanas y «en la montaña las condiciones cambian de un día para otro» y matiza que «si nos remitimos a situaciones pasadas tenemos como ejemplo la inauguración de la estación. Un 31 de marzo de marzo se puso a nevar y el 1 de abril se estaba esquiando en todas las pistas».

El director de Fuentes de Invierno también destaca que «dentro de lo poco que ha nevado hasta el momento, este año se ha aprovechado bien la nieve» puesto que casi todos los días se pudo ofrecer la estación al cien por cien. Así, lo que desea es que pueda haber «continuidad» en la temporada porque «la valoración es positiva dentro de que la temporada empezó tarde». Destaca que este año se pudiera aprovechar el puente de Carnaval, el cual hacía muchos años que no era bueno. «Vino mucha gente y, de hecho, uno de esos días fue el de máxima afluencia de esta  temporada», aunque espera que aún haya días que superen esa afluencia.

Javier Martínez tampoco está disconforme con el transcurso de la temporada porque apunta que el número de usuarios ya está por encima de la cifra total del año pasado pese a lo tarde que se abrió la estación, un mes y medio después de la fecha oficial de apertura de las estaciones asturianas. Desde que se abrieran Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares el 16 y el 20 de enero respectivamente, ambos complejos han tenido continuidad, salvo en jornadas puntuales en las que el viento ha obligado a cerrar las estaciones por seguridad.

La ocupación de los alojamientos, «difícil de prever aún»

Si la meteorología es difícil de prever de aquí a la Semana Santa, la ocupación de los alojamientos aún lo es más a tan largo plazo. Según explica el presidente de la Asociación de Turismo Aller Experiencias, Armando Valdés, «la gente está respondiendo a corto plazo en función de la meteorología», y más de cara a la Semana Santa, cuando «llama mucha gente de Portugal, Galicia e incluso Madrid».

En opinión de Valdés, por el momento «la temporada no está salvada» ya que señala que los espesores «no son abundantes». Pero confía en las predicciones de nieve para la próxima semana. «Este año no ha caído una nevada suficientemente cuantiosa como para no preocuparse de los espesores», ha manifestado el mismo que, no obstante, ha querido poner de relieve «el gran trabajo» que está haciendo el personal de Fuentes de Invierno, donde pese a no haber sistema de nieve artificial, «se mantienen unas buenas condiciones en la zona media alta, con unos 70 centímetros de nieve».

El representante de Aller Experiencias también ha coincidido en reseñar el que esta temporada se haya podido aprovechar el puente de Carnaval, que según ha dicho «ha dejado buenos números, cuando hacía cuatro años que no lo podíamos comercializar». Con el coincidía el presidente de la Asociación de Turismo de la Montaña Central, Luis Núñez, que cifró en más de un 90% la ocupación durante esa festividad.

A la expectativa se mantiene el representante de Asturcentral respecto a la ocupación para la Semana Santa porque, aunque señala que ya hay establecimientos que cuelgan el cartel de completo para esas vacaciones, explica que es «otro tipo de turismo» no tan vinculado a la nieve ya que las altas temperaturas de estos días de atrás «hace que cambie la mentalidad de la gente».

Valora este artículo

1 votos
Etiquetas
Comentarios