Imagen:

La Audiencia Nacional imputa por blanqueo y organización criminal a la excúpula del HSBC

Ve indicios de que los antiguos responsables colaboraron en la repatriación opaca de capitales a España


Madrid

Veinticuatro horas después de imputar a una decena de directivos del Banco Santander y del francés BNP Paribas por presunto blanqueo de capitales en relación con su operativa con la filial suiza del británico HSBC, en el marco de la investigación de la lista Falciani, el juez de la Audiencia Nacional José De la Mata dio un paso más e imputó este jueves a la excúpula del HSBC durante el 2006 y el 2007.

El magistrado ve indicios de que los máximos responsables del gigante financiero -es el tercer banco del mundo por activos- pudieron actuar como una organización criminal al colaborar en la repatriación a España, a espaldas del fisco, de fondos procedentes del país helvético.

Por ello, en un auto dictado el 18 de enero, pero conocido ayer, después de que la víspera se levantara el secreto de sumario, De la Mata imputa por delitos de blanqueo y organización criminal al presidente del consejo de administración, a los consejeros delegados en el 2006 y el 2007 y a otros cuatro directivos (entre ellos, dos españolas), que ahora conocerán su situación procesal a través de una comisión rogatoria que el juez enviará a Suiza.

La opaca cuenta «Nostro»

En la pieza separada de la lista Falciani, abierta hace prácticamente un año y bautizada como Entidades, De la Mata detalla la operativa que el HSBC mantenía con los bancos Santander y BNP para hacer llegar a España fondos de los clientes de la entidad helvética. Lo hacían a través de la llamada «cuenta Nostro» que tenían en ambas entidades y que funcionaba con total opacidad, ya que en sus transferencias no figuraban ni el ordenante ni el beneficiario.

De acuerdo con los informes periciales, el juez concluye que el grueso de la repatriación de fondos de Suiza a España por este sistema se dio, según los datos desvelados en la lista Falciani, entre el 2005 y el 2008, «pero la mecánica podría continuar en años posteriores».

Los peritos advierten en sus informes de que el HSBC ofrecía entre sus servicios «la creación de sociedades pantalla, facilitadas activamente por los gestores del banco», y el magistrado destaca precisamente el papel fundamental de esos gestores e intermediarios financieros, que facilitaban tanto el movimiento de capitales como su ocultación. Considera que el HSBC actuaba como banca privada en España sin necesidad de recurrir a su propia sucursal.

El juez también incluye la documentación aportada por la justicia francesa, país que también investiga al HSBC por varios delitos. Por todo lo anterior, la Audiencia Nacional considera que procede oír, en calidad de investigados a los directivos de la entidad helvética.

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
HSBC
Comentarios