Imagen:

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para Narcís Serra

El expresidente de Catalunya Caixa está acusado de administración desleal por aumentar los sueldos a los directivos de la entidad en plena crisis económica


La Fiscalía anticorrupción ha pedido cuatro años de cárcel por presunta administración desleal para al expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra y otros cuatro para el exdirector general de la entidad, Adolf Todó. Tal y como avanza El País, el escrito afecta a un total de 41 personas de la cúpula de la caja.

En el año 2010, altos directivos de la entidad aprobaron una serie de resoluciones para incrementar sus salarios, a pesar de que la entidad se encontraba en una situación delicada que le había obligado a solicitar un préstamo de 1.250 millones de euros al FROB. Para indemnizar a este fondo, el fiscal ha pedido además a los acusados 2,5 millones de euros.

Anticorrupción atribuye a Serra y Todó un delito continuado de administración desleal y les acusa de «buscar únicamente el beneficio propio». Esos incrementos en sus salarios, aprobados «en perjuicio y desprecio» de la entidad, excedían la «prudencia» que exigía el momento de crisis económica, que azotaba especialmente a Catalunya Caixa, sostenida «con dinero público de todos los contribuyentes».

Algo más un centenar de banqueros, consejeros o altos cargos de entidades financieras han pasado desde el 2014 por la Audiencia Nacional para dar cuenta de sus desmanes -por acción u omisión- durante los años que terminaron por precipitar la gran crisis bancaria en España. Esas operaciones cuestionables superan, según datos del FROB, los 4.000 millones de euros. De todos ellos, solo cinco, todos vinculados a Caixanova (con Gayoso y Pego al frente), han terminado en prisión.

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
Catalunya Caixa Corrupción Banca
Comentarios