Imagen:Felix Millet, a su llegada hoy al juicio

La hija de Millet aduce que no se le «ocurrió» que su boda la pagara el Palau

Se ha mostrado indignada por que se le exija devolver los gastos del banquete: «Que se lo reclamen también a los invitados, ¿no?».


Barcelona

Clara Millet, la hija de Fèlix Millet que fue directiva del Palau de la Música, ha alegado hoy que nunca se le «ocurrió» que su boda se pagara con fondos de la institución y se ha mostrado indignada por que se le exija devolver los gastos del banquete: «Que se lo reclamen también a los invitados, ¿no?».

Clara Millet, que a raíz del escándalo fue cesada como responsable del área internacional del Palau en un despido que la justicia declaró después improcedente, ha declarado en el juicio del caso Palau como responsable civil a título lucrativo del expolio, por lo que estaba obligaba a declarar a todas las partes aunque no a decir la verdad.

Millet ha aprovechado su interrogatorio para arremeter contra la prensa y la «masacre mediática» de que cree está siendo víctima su familia, lo que asegura la ha obligado a irse a vivir a Australia con su marido e hijos para buscar trabajo.

Según la hija de Fèlix Millet, nunca se le «ocurrió» que su boda fuera pagada con fondos del Palau de la Música y se enteró de esto «por la prensa, como muchas otras cosas del caso. Lo supe -ha dicho- durante una comida en L'Ametlla del Vallès (Barcelona) y me quedé helada».

«Esta boda parece que sea de interés nacional y estoy cansada de escuchar tantas mentiras», ha protestado Clara Millet, cuyo padre pagó presuntamente el banquete nupcial con fondos del Palau de la Música sin dejar de cobrar a su consuegro la mitad de los gastos.

En ese sentido, Clara Millet ha explicado que su suegro pagó «exclusivamente los 80 comensales que él llevaba, y el disyóquey», lo que ascendía a unos 8.000 euros, «y no a los 40.000 que se han publicado».

Según Clara Millet, si aceptó celebrar su boda en el edificio modernista, es porque a su padre, un hombre de carácter «fuerte», le hacía «ilusión», y ella se «enfadó» porque solo pudo llevar al banquete dos mesas de invitados, dado que el resto eran «compromisos» de Fèlix Millet.

La hija de Millet ha añadido que se limitó a coordinar las invitaciones y a elegir el cátering para la boda, sin ver «ninguna factura de la misma», y ha expresado su malestar porque la Fundación del Palau de la Música le exija la devolución de esos gastos: «Me sorprende que me lo reclamen, que se lo reclamen a todos los invitados también, ¿no?», ha añadido.

Clara Millet ha asegurado que pagaba sus gastos domésticos con los ingresos que percibían ella y su marido, aunque ha reconocido que su padre también le daba dinero «en efectivo» para ayudarle a pagar el alquiler de su vivienda, sin que nunca se preguntara el origen de esas sumas, dado que sus padres «han tenido dinero toda la vida».

La hija de Millet ha afirmado que es «absolutamente falso» que ella vaciara la caja fuerte de su padre tras el registro del Palau de la Música y ha dicho que se limitó a hacer llegar a Fèlix Millet un sobre con dinero en metálico, que a su vez le entregó en mano la secretaria del saqueador confeso, pero sin ni siquiera abrirlo.

Clara Millet ha lamentado que, a raíz del escándalo, se le haya metido en el «mismo saco» por ser hija de Fèlix Millet, como si también se hubiera quedado «esos 20 millones que la prensa dice que están desaparecidos. Fuimos masacrados mediáticamente», ha dicho.

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
Caso Palau
Comentarios