El juez sobresee el caso Diana Quer contra el criterio de los investigadores y de los padres

La Guardia Civil reconoce que hay sospechosos, pero sin pruebas sólidas para imputarlos


Ribeira/La Voz

La madre de Diana Quer conoció por los investigadores, días antes de empezar la Semana Santa, la intención del juez Félix Isaac Alonso, que instruye la causa por la desaparición de su hija, de levantar el secreto de las actuaciones. La novedad no gustó ni a la madre ni a los propios agentes encargados del caso, que consideran que, teniendo más tiempo, pueden esclarecer lo ocurrido y, tal vez, dar con el paradero de la joven madrileña desaparecida el pasado 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal, su localidad de veraneo durante los últimos 16 años.

Los mismos profesionales de la Guardia Civil, que pertenecen a la UCO, llegaron a pedir ayuda a la propia madre de Diana para que mediase ante el juez buscando un cambio de criterio. Además, la misma Guardia Civil ha intentando convencer al instructor de que, con más tiempo, llevarían a buen puerto sus pesquisas. Ambos movimientos resultaron un fracaso. Basta decir que, ayer, el mismo Félix Isaac Alonso hizo pública su decisión con un auto que hacía oficial el levantamiento del secreto de sumario y el sobreseimiento provisional del caso, algo que no ha gustado nada ni al instituto armado ni a los padres de la joven.

El auto judicial supone la segunda novedad importante del caso (la primera fue, en octubre, la localización del móvil de la joven), al motivar el primer flujo de información oficial que trasciende en ocho meses. Para empezar, el citado documento revela que «en el momento actual no existen indicios de criminalidad frente a persona alguna», a la vez que añade que, bajo la interpretación del juez, resulta «desproporcionado» mantener el secreto de las actuaciones.

La clave

Desaparición forzada. A dos días de cumplirse los ocho meses de la desaparición de Diana Quer, el juez expuso en su auto de ayer que existen indicios para creer que la desaparición de la joven madrileña no fue voluntaria, conclusión a la que llegó la Guardia Civil hace meses, pero que no ayuda a determinar qué le pasó a Diana aquella noche, ya que la localización del paradero de la joven, parte crucial para resolver cualquier investigación de este tipo, sigue sin esclarecerse.

En el punto de mira

Sospechosos. El trabajo de campo hecho hasta la fecha por los investigadores ha permitido señalar de forma concreta a individuos que, ya en noviembre, arrastraban la etiqueta de sospechosos. Baste decir que en el auto judicial se expone que «no existen motivos suficientes para acusar a determinada o determinadas personas como autores, cómplices o encubridores, por lo que procede acordar el sobreseimiento provisional de las actuaciones». A mayores, y en el mismo texto, se dice que «no existen indicios para dirigir las actuaciones frente a persona alguna determinada, no existiendo indicios de criminalidad, o habiéndose descartado, sobre las personas policialmente sospechosas, tal y como apunta en su informe el Ministerio Fiscal».

POR ANALIZAR

Telefonía móvil. El trabajo policial sigue su cauce a pesar del sobreseimiento de la causa. Tal y como expone el auto, los resultados de las últimas diligencias practicadas, en concreto de las grabaciones orales, se han incorporado a la causa, así como el análisis y cotejo policial de la gran cantidad de datos de tratamiento telefónico obtenidos con autorización judicial. Es decir, que son varias las personas que, estando en el punto de mira, sea como sospechosos o como encubridores, tuvieron sus teléfonos móviles intervenidos con el beneplácito del juzgado instructor, lo que ha facilitado a los investigadores información que todavía tiene que ser analizada.

OPCIONES ABIERTAS

Líneas de investigación. El titular del juzgado instructor reconoce que se encuentran abiertas varias tesis policiales que tienen que ser analizadas por la Guardia Civil sin que conste en ninguna de ellas, en el momento actual, la existencia de indicios superiores a las meras sospechas frente a personas concretas. Eso sí, en el mismo auto se deja abierta la posibilidad de que, sin perjuicio de lo expuesto hasta ahora, la continuidad de la investigación pueda derivar en novedades que modifiquen el escenario actual.

DECLARACIONES

Mejor en sede policial. Existe el convencimiento en el juzgado de Ribeira de que no es pertinente, al considerarse inadecuado, útil u oportuno en el momento actual para el esclarecimiento de los hechos, la toma de declaración en el juzgado, en calidad de testigos, de las personas que ya realizaron manifestaciones en sede policial. El instructor añade que dichas declaraciones ya constan, y entiende que sería perjudicial para estas personas teniendo en cuenta que la investigación no está completa, pudiendo producirse una vulneración de sus derechos en el caso de variar su condición y resultar finalmente investigados.

Previsión

Sin fecha estimada. Expone Félix Isaac Alonso en su escrito que debe tenerse en cuenta que la complejidad de la investigación policial, incluyendo el análisis y cotejo de la gran cantidad de datos telefónicos, hace prever que esta se extienda temporalmente, por lo que podrían transcurrir, y superarse, los plazos de instrucción legalmente previstos, frustrándose con ello el buen fin del proceso.

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
Diana Quer A Pobra do Caramiñal Ribeira Semana Santa Comarca do Barbanza
Comentarios