Imagen:

Pedro Sánchez tilda el modelo de Díaz de involución democrática

El ex secretario general asegura que tenderá la mano a la presidenta andaluza y a Patxi López si gana las primarias


madrid / la voz

Las posiciones de Susana Díaz y Pedro Sánchez parecen tan irreconciliables, agravadas por un enfrentamiento a nivel personal, que la gran incógnita no es solo quién ganará las primarias del domingo, sino qué pasará a partir del día después. Los que apoyan a la presidenta de Andalucía pensaban que esta se impondría con bastante facilidad, pero el inesperado alto número de avales que presentó el ex secretario general les supuso un jarro de agua fría. Ahora asumen que si Díaz vence lo hará por escaso margen, lo que dificultaría su proyecto de, en sus propias palabras, coser el partido, ya que el sanchismo tendría un gran peso específico y se constituiría en una poderosa oposición interna.

El panorama si gana Sánchez sería incluso más difícil ya que tendría que lidiar con la propia Díaz, presidenta de una comunidad tan potente como Andalucía y líder de la federación más numerosa, y con los barones con poder, excepto la balear Francina Armengol, que han sido muy beligerantes contra el exlíder.

Sánchez aseguró ayer que si es elegido tenderá la mano a las candidaturas de Díaz y Patxi López para que se integren en la Ejecutiva del partido. Señaló que, aunque hay dos modelos en el PSOE, son una «única familia» y su intención es «reconstruir la unidad perdida» tras la «imposición a las bravas de la abstención» en la investidura de Mariano Rajoy «de espaldas a los militantes». Pero, al mismo tiempo que hacía esa apelación a la integración de sus adversarios, aseguraba que el modelo de partido propuesto por Díaz supone una «involución en el discurso y en la participación democrática de los militantes» y consideró que las primarias para elegir al líder del partido estarían en peligro si gana. A su juicio, cuando Díaz habla de «plantear consultar a la militancia sobre las primarias a la secretaría general», lo que hace es «dejar abierta la puerta, con un texto muy ambiguo, a muchas cosas». «Eso ya está resuelto en los estatutos del partido, que dicen que la elección será de modo directo. ¿Por qué tenemos que consultar sobre eso si ya está resuelto?», se preguntó. Por otro lado, el ex secretario general se posicionó en contra de los «vientres de alquiler» o la maternidad subrogada,

Díaz le respondió que las primarias llegaron al PSOE hace dos años «para quedarse» y las que se celebrarán el domingo serán el inicio de la remontada electoral. «No hay mayor compromiso que presentarse a un proceso de primarias, sabiendo que el PSOE va a salir fuerte, unido. Para eso pondré generosidad y humildad, con el objetivo de abrir un nuevo tiempo de cambio, que se merecen los ciudadanos», indicó. Por su parte, Patxi López criticó a Sánchez y Díaz, respectivamente por cambiar su programa «cada diez minutos» y «por presentarlo a última hora casi obligado».

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
Susana Díaz Pedro Sánchez Patxi López PSOE PSE
Comentarios