¿A qué destinarías cinco millones de euros en Gijón?

Los presupuestos participativos entran en su recta final con 175 propuestas y más de medio millar de nuevas altas


Gijón

El plazo para presentar propuestas presenciales o electrónicas para los presupuestos participativos de 2018, que consisten en que los propios gijoneses decidan a qué inversiones se destinarán cinco millones de euros, se cerraba este fin de semana con 175 proposiciones. Sin embargo, hasta el próximo 7 de julio se podrán seguir incorporando y votando propuestas en la plataforma telemática habilitada ya el año pasado por el Ayuntamiento de Gijón para informar sobre este proceso de democracia participativa que aún tiene 19 días por delante para despertar un mayor interés entre la ciudadanía. El año pasado, solo participaron en el proceso 2.534 gijoneses y, en los primeros 25 días del proceso actual, se han registrado más de medio millar de altas.

La propuesta más votada, que no llega al centenar de apoyos, es la adecuación de las instalaciones municipales en las que se desarrolla la Escuela de Rugby en La Calzada, en donde practican este deporte más de 80 niños, con la ampliación de vestuarios y la instalación de césped sintético y alumbrado. 

Las siguientes iniciativas ciudadanas que más posibilidades tienen de salir adelante, al menos en cuanto a apoyo popular puesto que en una siguiente fase se estudiaría su viabilidad económica, son los parques cerrados para perros en cada barrio, permitir que los canes utilicen los autobuses públicos (no solo los de tamaño pequeño como hasta ahora) y la mejora de las pistas polideportivas del colegio público Alfonso Camín. Estas tres propuestas tienen más de medio centenar de apoyos, lo mismos que está a punto de conseguir la iniciativa que plantea que se cree un gran carril bici «enlazado y optimizado» que una los existentes en las avenidas del Llano, Constitución y Castilla. 

Cementerio para animales y más aparcamientos para bicis

Muy cerca del medio centenar de votos también se encuentran propuestas como la habilitación de una acera en el tramo final de la calle Niort o la adecuación de un espacio para perros de nuevo en zona menos utilizada de la playa de Poniente, una propuesta que ya se realizó en su momento cuando el Ayuntamiento de Gijón decidió permitir el acceso de canes todo el año en la escalera 24. 

Las tres propuestas con los perros como protagonistas mencionadas no son las únicas que aparecen en este segundo proceso de los presupuestos participativos, puesto que esta última semana también ha habido quien sugiere que se cree un comentario y crematorio municipal de animales. Las bicicletas también cobran protagonismo con diversas iniciativas, algunas coincidentes, enfocadas principalmente a mejorar la infraestructura ciclista que ya existe, como ampliar el carril bici del Muro de San Lorenzo, incorporarlas a líneas concretas de autobús o adecuar un local como centro integral de la bicicleta en el Polígono de Pumarín en el que, entre otros servicios gratuitos, se habilitara un taller autogestionado de reparación, un banco de bicicletas o un guardabicis disponible las 24 horas del día. Otra de las propuestas relacionadas con la bici pone de manifiesto la inexistencia de plazas de aparcamiento en equipamientos como el estadio de El Molinón o el hospital de Cabueñes para pedir, por favor, que se «instalen más soportes» en toda la ciudad «porque su número es irrisorio». 

Entre las últimas ideas aportadas por los gijoneses destacan también la instalación de cajeros ciudadanos en las comisarías de Policía Nacional y oficinas de otras administraciones para facilitar trámites, disponer de guardacarritos de bebés en la playa de San Lorenzo, ubicar un rocódromo en el futuro equipamiento municipal que será la antigua fábrica de Tabacos de Cimavilla, instalar mesas de ping-pong «de las de verdad» en la ciudad e incluso, como se realiza en otras ciudades, jardines en los techos de los autobuses, de las marquesinas de las paradas del transporte público y en las cubiertas de los edificios municipales que lo permitan.

La asociación La Plazuela nos une a ti, integrada por varias empresarias de esta céntrica zona de Gijón, también ha aprovechado la oportunidad que brinda este proceso ciudadano para plantear una reforma que revitalice la zona, mejorando los espacios y semipeatonalizando calles adyacentes siguiendo las mismas actuaciones que se llevaron a cabo en Begoña y en el Parchís. 

También aparecen propuestas imposibles como que Gijón tenga estaciones, en referencia a las de tren y autobuses, proponiendo que se rehabilite el actual museo del ferrocarril como terminal ferroviaria y que se construya «una estación de autobuses como tiene cualquier pueblo de España». 

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas