Presentación de las mejoras acometidas en la estación de autobuses de Oviedo

Un lavado de cara a la estación de autobuses de Oviedo

Alsa invierte 150.000 euros en mejorar las instalaciones y la información. Facilita el acceso y tránsito de personas invidentes o con movilidad reducida


Oviedo

Mejorar la información de los usuarios y facilitar el acceso y tránsito de personas con movilidad reducida o discapacidad visual. Estos son los principales objetivos de Alsa, concesionaria de la estación de autobuses de Oviedo. La compañía han presentado las mejoras acometidas en el edificio, cuya inversión ha supuesto un desembolso de 150.000 euros. Entre las actuaciones realizadas, destaca un nuevo sistema de información al viajero, la instalación de un avanzado sistema de guiado táctil para invidentes y una oficina de ventas adaptada para personas con una minusvalía física. «Este es un paso más de Alsa por mantener el compromiso con los ciudadanos», asegura el presidente de la compañía en Asturias, Jacobo Cosmen.

Durante los últimos dos meses, la empresa de transporte de viajeros por carretera ha llevado a cabo una serie de modificaciones en la estación de autobuses de la capital con el propósito de mejoras este servicio. Entre ellas destaca un nuevo sistema de información al viajero que consiste en la instalación de 16 pantallas de última generación que ofrecen a los usuarios datos de las llegadas, salidas y posicionamientos de los autobuses que operan en esta terminal. Además, la compañía se ha encargado de pintar los espacios comunes del edificio y se ha mejorado el acceso de los autobuses a la estación para aligerar el tráfico en la calle Pepe Cosmen. Los usuarios del parking subterráneo para vehículos también se se van a encontrar mejoras en las entradas y salidas de este.

Accesibilidad

Pero si algo ha destacado el presidente de la compañía en Asturias es el compromiso de Alsa por facilitar los estándares de igualdad. Esta es la razón por la que se han realizado una serie de inversiones para facilitar el acceso y orientación de personas con visibilidad y movilidad reducida. Entre ellas está la instalación de un avanzado sistema de guiado táctil para invidentes, el segundo en España, el cual les facilita la orientación por el interior del edificio y los andenes. Para ello se han tenido que implantar 300 metros de guías táctiles en toda la estación que alertan, informan y guían a las personas con dicapacidad visual parcial o completa. Durante dos meses los operarios han trabajado en la colocación de nervaduras longitudinales, así como tiras y puntos que orienten al usuario. Estos últimos permiten además señalar los espacios más relevantes como las taquillas o andenes.

La compañía también ha instalado en las puertas de acceso hacia el exterior una serie de bandas indicativas de color azul para personas con algunas dicapacidades visuales. Otra de las mejoras que la empresa de transportes ha llevado a cabo es la habilitación de una nueva oficina de ventas. Se trata de un servicio adaptado a personas con movilidad reducida que facilita la información del viaje y la compra de billetes. Con todas estas actuaciones, Alsa pretende mejorar su servicio y confía «en seguir trabajo para mejorar el sistema de transporte público en Asturias».

Desde ONCE han querido agradecer el trabajo realizado y han destacado la sensibilización de compañías como esta. «Si entre todos ponemos un granito de arena, las personas con cualquier tipo de discapacidad pueden desarrollarse de forma autónoma en todos los entornos de la sociedad», comenta el delegado de ONCE en Asturias, Pedro Ortiz. Por su parte, la consejera de derechos y servicios sociales, Pilar Varela, ha reiterado su agradecimiento y ha señalado que trabajar para conseguir una sociedad inclusiva es una tarea que afecta directamente al gobierno. «Cada vez que pensamos mejoras para personas con dicapacidad lo estamos haciendo para toda la ciudadanía», afirma.

Valora este artículo

9 votos
Etiquetas
Oviedo Alsa Tráfico Servicios Sociales Transporte
Comentarios