Imagen:La restauradora Paz Navarro junto a Carlos Jiménez, subdirector del I.P.C.E.; Benito Gallego, deán de la Catedral de Oviedo; Vicente Domínguez, viceconsejero de Cultura; y Otilia Requejo, directora general de Patrimonio Cultural

La restauración del Arca Santa de la Catedral concluirá a finales de julio

Cultura confirma que hay «0% plagio» con el proyecto del orfebre vallisoletano. Los trabajos se encuentran ahora mismo centrados en la madera de la pieza


Oviedo

Los trabajos de restauración del Arca Santa de la Catedral de Oviedo concluirán en verano, concretamente a finales de Julio. Así lo ha anunciado Paz Navarro, la restauradora del Instituto del Patrimonio Cultural de España al frente del proyecto que hará lucir de nuevo los materiales de la reliquia ovetense. Por otro lado, el viceconsejero de Cultura Vicente Domínguez ha afirmado «taxativamente» que existe «0% plagio» entre el proyecto de Navarro y el de José Luis Alonso, un orfebre vallisoletano que denuncio al Principado, al deán y a la empresa que acomete los trabajos por, supuestamente, haberse apropiado de su proyecto.

«Puedo confirmar taxativamente que ha habido un 0% de plagio entre ambos proyectos», declaró el viceconsejero, justificando incluso su presencia en el acto para únicamente dar estos datos. Para ello se apoyó en sendos informes de dos peritos de Patrimonio que han estudiado el caso por separado, pero generando documentos con conclusiones similares. «Los informes, los cuales me he encargado de analizar pormenorizadamente, no solo concluyen que hay un 0% de plagio sino que cada uno aborda la restauración de maneras diferentes», concluyó Domínguez. El dirigente de Cultura añadió que las obras «no serán paralizadas» debido a la denuncia del orfebre de Valladolid, dando con ello carpetazo al asunto.

Una obra de madera y plata

En cuanto a los trabajos de recuperación, actualmente se encuentran centrados en la madera del arca, para la cual también se pedirá un estudio botánico que certificará fehacientemente a qué tipo de árbol pertenece. La investigadora también ha añadido que uno de los detalles que más le ha sorprendido, además del nivel de pericia mostrado por los orfebres de la época, es el estado en el que estaba la plata, con distintas partes de antiguas intervenciones y un ennegrecimiento extremo fruto de su falta de limpieza.

«La plata es un material que está hecho para brillar y ese era el propósito de los autores, que lo hiciese. El sulfuro de plata ha oscurecido por completo el material, que como mínimo no se debe haber limpiado desde la intervención de Gómez Moreno», declaró Paz Navarro. Manuel Gómez Moreno fue el historiador y arqueólogo español que recompuso la obra tras la voladura de la Cámara Santa en la Revolución del 34, por lo que Navarro estima que «como pronto» la última limpieza fue durante esos trabajos.

Trabajo multidisciplinar

La recuperación del Arca Santa se ha tomado desde un principio tomando una postura totalmente multidisciplinar. No solo el equipo de restauración es el que interviene en el proceso, sino que distintos expertos en disciplinas como química, biología, documentalismo e, incluso, radiología colaboran en el trabajo. De hecho, gracias a los estudios del arca a través de rayos X se han conseguido identificar distintas zonas que habían sufrido modificaciones e intervenciones que no se podían apreciar a simple vista, principalmente en los componentes de plata.

Para la directora del proyecto una de las disciplinas con mayor peso de las que participan es también la documental. «Lo más importante es hacer un documento previo del estado de la obra, para redactarlo y posteriormente plasmarlo en una publicación. Sin este tipo de proceso documental yo no hablaría de una restauración, sino de otra cosa», explica. La fotografía y el vídeo han sido vitales en este proceso que, gracias a otros más enfocados a la ciencia, han permitido registrar cuál es el grado de deterioro de los materiales. La evaluación previa también permitió a la experta decidir que la mejor manera de intervenir era desmontar la reliquia.

Entre los aparentes daños en la obra han podido descartar el del ataque biológico a la madera, sobre la cual se encuentran trabajando en este momento, aunque sí que han afirmado que el material lo había sufrido en otro momento. La plata, ennegrecida debido al sulfuro, ha sido retirada mediante una técnica basada en la introducción de láminas de acero por debajo del metal. Dicha retirada ha hecho que salieran a la luz otros materiales fruto de intervenciones anteriores. Entre ellos estaba incluso papel de periódico que actuaba como relleno. 

Valora este artículo

1 votos
Etiquetas
Valladolid
Comentarios