Condenan a un hombre a seis meses de prisión por vejar e insultar a una transexual

El individuo azuzó a los clientes de un bar para que hicieran lo mismo


a coruña / la voz

Luchó toda su vida por los derechos de los transexuales. Peleó muchos años para que la Seguridad Social se hiciera cargo de su operación y con las altas esferas del deporte nacional para poder jugar en un equipo femenino. No hizo otra cosa que batallar en la calle y en los foros políticos para que nadie pasara por lo que ella pasó el 14 de octubre del 2015. Caminaba sola por la calle del barrio coruñés de los Mallos, concretamente por la calle Sagrada Familia, cuando un individuo, Ramón C.M. se dirigió a ella en estos términos: «Mira qué espectáculo». Ella le recriminó su actitud. Le dijo que le podía mostrar su DNI «para comprobar que soy una mujer» y le invitó a visitar cualquier biblioteca «para así aprender algo de la transexualidad». Dicho eso, continuó caminando sin dar mayor importancia al individuo.

Pero el hombre no se quedó callado. Es más, azuzó a los clientes que había en un bar próximo a que se unieran a él en las humillaciones, tal y como aparece en la sentencia que condenó al autor de los insultos a seis meses de prisión y a una multa de 360 euros como autor de un delito relativo a los derechos fundamentales y las libertades públicas.

Algunos de los presentes en la cafetería se unieron al ahora condenado. Le dijeron de todo. Sostiene el juez en la sentencia que «todas las expresiones tenían un carácter homófobo y provocador». Hasta la amenazaron con pegarle. Corrió a refugiarse en otro bar próximo y llamó a la policía, pues temía que fueran a por ella. Tanto es así, que el procesado la siguió para advertirle de que no volviese a pasar por esa calle.

Detención

Los agentes se presentaron en el lugar y detuvieron al hombre. Cuando intentaron identificar a las personas que se habían unido a él en las humillaciones, o se habían ido o negaron haber abierto la boca.

Ella no lo dejó pasar. Presentó la denuncia y el mes pasado se celebró el juicio en el juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña. El acusado reconoció los hechos y su abogado alcanzó un acuerdo con la Fiscalía para intentar una reducción de la pena, que logró, pues en un principio pedía que fuese castigado con un año de prisión.

También se le redujo la multa a 360 euros, pues las sanciones monetarias que imponen los jueces van en relación a los ingresos de los condenados.

Decía ayer al respecto que lo que le ocurrió a ella lo padecen cientos de transexuales o homosexuales, y que hechos como el sufrido por ella no pueden dejarse pasar.

Valora este artículo

1 votos
Etiquetas
Homofobia A Coruña ciudad
Comentarios