Soluciones cercanas


Gijón 09/11/2016 10:34

Este Sporting no arranca. Fuera de casa no da la talla. Defensivamente son muy blandos. Hay que jugar con tres en el medio. Éste no vale. Éste tampoco. Y así pasan las jornadas y nadie acierta con la tecla de lo que le pasa a este Sporting. Tampoco Abelardo, que a fin de cuentas, es quien tiene que hacerlo. Lo productivo ante los problemas es buscar soluciones y no culpables, aunque generalmente sea más sencillo señalar con el dedo a los segundos.

No podemos negar que Abelardo ha intentado buscar alternativas, la mayoría de las veces sin éxito. Cambios de sistema, de jugadores, de planteamiento,... Pero sobretodo fuera de casa el equipo no carbura, no asusta al rival, ni lleva el peso del partido en la mayoría de las fases del encuentro.

La historia reciente del Sporting nos ha demostrado que cuando las cosas se ponen feas es cuando más se mira hacia Mareo. Se trata de un tema muy discutido y discutible. Acudir a la cantera como última opción y no como filosofía de club. Lo que nadie puede discutir es que cada vez que se ha echado mano de ella, ya sea por convicción o por obligación, la respuesta ha sido exitosa. No creo que nadie olvide el ascenso de hace dos años.

Casos individuales, han sido muchos los jugadores que han aparecido en escena llamados por entrenadores con la soga al cuello. Recuerdo el debut de Nacho Cases en Santander. Un desconocido como última esperanza de un equipo que no encontraba su juego.  Ese día el Sporting encontró fútbol y una semana más tarde ganaba un partido vital en El Molinón frente al Hércules, con gol del debutante de la semana anterior.

Más cercano nos resulta el debut de Jony con el primer equipo. Jornada 38. Abelardo coge el equipo a falta de cinco jornadas para acabar la liga, con el objetivo de meterlo en play off de ascenso, y hace debutar a un chaval que mañana tras mañana ponía en pie a la grada del Pepe Ortiz, pero que curiosamente nadie había deparado en él. Curioso, repito. El final también es conocido. Debut y gol del de Cangas, también ante el Hércules.

Todo esto viene a cuento de algo. Abelardo ha probado de todo. ¿O no? El filial de este año es, independientemente de la categoría donde milita, uno de los de mayor talento de los últimos años. Lideran la tercera, barren en casa y hasta el momento sólo han perdido un encuentro en lo que va de temporada (contra el UP Langreo, entenderán que tenga que decirlo).

Muchos son los jugadores que destacan en este filial pero voy a citar a dos: Claudio y Berto Cayarga. Lo hago aun con el riesgo de parecer condescendiente con dos futbolistas con los que he compartido vestuario el año pasado. Todo lo contrario. Mareo está a tiro de piedra y cualquiera puede acercarse a verles en acción.

La historia del salto de categoría, la edad, y otras lindezas que se escuchan por las tertulias y parroquias prefiero no comentarlas. El que vale, vale. En tercera, segunda o primera. Voy más allá, entre los malos se destaca peor que entre los buenos y, en tercera, créanme, algunos somos rematadamente malos. Hace cinco años Preciado hacía debutar a Nacho Cases buscando soluciones, y hace menos de tres, Abelardo hacía lo mismo con Jony. Quizá, una de las posibles soluciones a los problemas de este Sporting se encuentre más cerca de lo que uno cree.

Valora este artículo

9 votos
Etiquetas
Sporting de Gijón