Christian Joel, un año en blanco en el Sporting

El meta tiene contrato con los rojiblancos hasta 2021

Christian Joel
Christian Joel

La situación de la portería del Real Sporting de Gijón se ha convertido en tema de debate entre los seguidores rojiblancos. Con el equipo alejado del objetivo inicial del curso y los resultados negativos obligando a luchar por sumar los puntos necesarios para lograr la salvación, hasta Diego Mariño se encuentra en entredicho. El nivel habitual del meta gallego, que había acostumbrado a la parroquia gijonesa a sumar puntos merced a sus intervenciones, no aparece con la frecuencia de pasadas campañas, mientras, a la expectativa se mantiene un Christian Joel que observa como la temporada afronta su recta final sin apenas minutos de juego.

La portería suponía una de las decisiones deportivas de mayor calado en los rojiblancos durante el pasado verano. La petición de salida de Dani Martín alteraba los planes iniciales y abría un nuevo panorama que, visto lo visto, se ha alejado bastante de lo esperado por todos los protagonistas implicados. Diego Mariño, en un movimiento sin precedentes, se quedaba como el único guardameta con ficha del primer equipo. El millonario traspaso rumbo al Betis del canterano, suponía una iniciativa de alto rendimiento económico pero con una derivada deportiva alejada del éxito. La titularidad asegurada del gallego no ha traído aparejada su mejor campaña. El internacional sub 21, sin participación en las filas verdiblancas, y Christian Joel ejerciendo un rol secundario de escudero sin minutos.

En pleno proceso de crecimiento, el arquero cubano corría el riesgo, que se ha ido confirmando con el transcurrir de la temporada, de tener una escasa presencia sobre el verde que pone en cuestión la decisión inicial. El curso encara su tercio final con únicamente 360 minutos de juego disputados por Christian Joel. El duelo de triste recuerdo correspondiente a la eliminatoria copera frente al Zamora y tres apariciones con el filial rojiblanco, saldadas con dos triunfos y una derrota, pero encajando un total de cinco tantos. El calendario no ha contribuido a que pudiera sumar mayor participación, solapándose en la gran mayoría de jornadas su presencia en el banquillo del primer equipo, o los desplazamientos, con las citas del conjunto dirigido por Samuel Baños.

A sus 20 años, en formación y con una relación contractual con los rojiblancos que se extiende por resto de campaña y un curso más, su futuro a medio plazo se convierte en incógnita. La indefinición que envuelve a la entidad de cara a la próxima temporada, pendientes de confirmar la salvación en la Segunda división y los interrogantes en torno a la dirección deportiva del club, sitúan la gestión de los guardametas como uno de los asuntos de relevancia a resolver.

*El sistema de comentarios se encuentra más abajo de lo habitual, disculpen las molestias.

Christian Joel, un año en blanco en el Sporting