Núria Marín será la número dos del PSC

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat se convierte en adjunta a la primera secretaría

Europa Press

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, se convertirá en la número dos del PSC, en una nueva dirección del partido que volverá a estar encabezada por Miquel Iceta, después de que las conversaciones entre los sectores se alargaran hasta madrugada.

Según el nuevo esquema de comisión ejecutiva, que hoy el XIII congreso de los socialistas catalanes deberá ratificar en su tercera y última jornada de trabajo, Iceta repite como primer secretario y Marín, alcaldesa de la segunda ciudad de Cataluña, se convierte en «adjunta a la primera secretaría», mientras que Núria Parlon será responsable de política municipal y formación y Salvador Illa, responsable de organización.

La nueva dirección con 49 nombres -24 mujeres y 25 hombres- es fruto del consenso entre Iceta y Parlon, que rivalizaron en las primarias por la primera secretaría, el pasado 15 de octubre y que han mantenido la negociación abierta hasta altas horas de la madrugada. El alcalde de Lleida, Àngel Ros, a quien a lo largo de la tarde del sábado altos dirigentes socialistas veían fuera del cargo de presidente del partido -sectores del partido apostaban por situar en su lugar al exalcalde de Barcelona Jordi Hereu o incluso por la propia Marín-, finalmente repetirá en este mismo puesto.

Eva Granados, mano derecha de Iceta en el grupo socialista en el Parlament, será la responsable del área de política institucional, económica y social, mientras que Meritxell Batet, hasta hace poco secretaria de Estudios y Programas del PSOE y persona de confianza de Pedro Sánchez, también tendrá un puesto en la cúpula como secretaria de impulso federal. El eurodiputado Javi López ocupará el cargo de secretario de impulso europeo y Lluïsa Moret ejercerá de responsable de políticas de igualdad.

Los pasillos del Palacio de Congresos de Barcelona, emplazamiento de este nuevo cónclave del PSC, fueron este sábado un hervidero durante toda la tarde, cuando se multiplicaron los contactos entre sectores e Iceta fue reuniéndose con diferentes dirigentes del partido para intentar encontrar un equilibrio que hiciera posible el consenso. Este consenso se complicó, según las fuentes consultadas, ante la dificultad por encontrar la persona idónea para ocupar la secretaría de organización, puesto clave del aparato, hasta ahora en manos de Assumpta Escarp, estrecha colaboradora de Iceta.

El equipo de Parlon se retiró de las instalaciones del congreso poco antes de las dos de la madrugada sin que todavía hubiese acuerdo, pero pasadas las cinco fuentes del partido informaron de que ya había lista. Finalmente, Escarp deja paso a Illa, coordinador del grupo del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y primer secretario del PSC en el Vallès Oriental, a quien Jaume Collboni se resistía a perder como pieza esencial de su equipo municipal.

Un 88 % de delegados del PSC avala la nueva Ejecutiva

Un 88 % de delgados del XIII congreso del PSC han avalado la nueva Ejecutiva que ha presentado este domingo el líder del partido, Miquel Iceta: sobre 700 votos emitidos, 616 han sido partidarios de la nueva dirección, 80 han sido en blanco y 4 nulos. Los delegados también han votado a la nueva presidenta del Consell Nacional del partido, Maria Miranda, con 627 votos a favor, 62 blancos y 4 nulos; la Comisión de Garantías con 652 votos a favor, 32 en blanco y 3 abstenciones, y la Comisión de Ética y Registro con 656 a favor, 38 en blanco y 3 nulos.

Con estas votaciones y el discurso de Iceta que le ha seguido a continuación, el PSC da por zanjado su XIII congreso, con el busca ganar fortaleza en Cataluña tras una largo período de derrotas electorales que le han alejado de las grandes cotas de poder que tuvo a principios de este siglo.

Antes del discurso de clausura de Iceta, ha intervenido el presidente de Federalistes d'Esquerres, Joan Botella, que ha defendido que la vía federal es la que tiene «el apoyo mayoritario de la opinión pública» tanto en Cataluña como en el resto de España.

Ha pedido a los delegados del PSC que hagan un trabajo de hormigas y vayan por barrios y ciudades de Cataluña, del Estado y también del extranjero para defender el federalismo, «la primera vía» de entendimiento por el que han apostado desde hace 150 años las izquierdas catalanas y españolas.

También ha intervenido el presidente de Tercera Vía, Mario Romeo, que ha defendido que todos los partidos son importantes, pero que a su juicio el PSC es una de los que más lo es porque «desde el primer minuto no ha dado cancha a la demagogia y el populismo».

En alusión velada al proceso soberanista, también ha cargado contra «la política populista que consiste en coger la sociedad, romperla por la mitad, quedarte con la parte más grande y gobernar para una mitad dejando la otra al margen».

En el patio de butacas ha destacado la presencia de varios invitados: la líder de los socialistas en Euskadi Idoia Mendia (PSE); el diputado en el Congreso Odón Elorza (PSE); el secretario autonómico del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca; el exportavoz del PSOE en el Senado Óscar López y el secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez.

También ha asistido el exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo Josep Borell, que ha sido de los más ovacionados por los delegados.

En representación de las fuerzas políticas catalanas han acudido: Marta Pascal (PDECAT); Mònica Palacín (ERC); Chakir El Homrani (JxSí); Antoni Castellà (Demòcrates); Carlos Carrizosa (C's); Lluís Rabell (SíQueEsPot); David Cid (ICV); Santi Rodríguez (PP); David Companyon (EUiA) y Ramon Espadaler (Unió).

Comentarios

Núria Marín será la número dos del PSC