Benoît Hamon gana la batalla socialista a Manuel Valls

La Voz AGENCIAS / REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Hamon, al votar en París
Hamon, al votar en París JEREMY LEMPIN | Efe

El líder crítico se impone al ex primer ministro en las primarias y será el candidato a las presidenciales francesas

29 ene 2017 . Actualizado a las 22:40 h.

Benoît Hamon, crítico con el giro liberal del gobierno socialista, se impuso holgadamente este domingo como el candidato del partido gobernante para las elecciones presidenciales en Francia de abril, según avanzaron fuentes del partido a la AFP.

Según los resultados parciales, Hamon, miembro del ala izquierda del PS, obtuvo alrededor del 59 % de los votos frente al 41 % para el ex primer ministro Manuel Valls. El político de origen español reconoció su derrota en las primarias socialistas y dijo que Hamon, que «ha ganado claramente», es el candidato de su «familia política» y ahora le corresponde unir a la izquierda. En una declaración, Valls dijo que «Hamon ha ganado claramente y quiero felicitarlo calurosamente», a la vez que le deseó buena suerte. Insistió en que respeta las reglas de estas primarias y que por tanto respeta los resultados y dijo que la campaña había sido «de calidad», aunque también señaló que se había desarrollado en condiciones «imprevistas» por la renuncia a participar del presidente, François Hollande.

Hamon partía como claro favorito, al haber acabado en primera posición el domingo pasado con un 36 % de los votos, y además recibir el apoyo de Arnaut Montebourg, que quedó entonces eliminado al acabar en tercera posición con el 17,5 % de los sufragios.

Valls, que logró un 31,5 % de los votos y la segunda posición el pasado domingo, dijo en los últimos días que confiaba en que una alta participación pudiera permitirle remontar su desventaja y salir victorioso, una posibilidad que todos los analistas consideran muy remota.

Manuel Valls, votando en Evry
Manuel Valls, votando en Evry IAN LANGSDON | Efe

En cualquier caso, hasta las 17.00 horas, la participación era un 22,8 % superior a la del pasado domingo a la misma hora con 1.306.852 votos sobre una base del 75 % de los colegios electorales. Una cifra decepcionante, teniendo en cuenta que en el 2011 los socialistas habían conseguido movilizar a 2,6 millones de electores para las primarias que sirvieron para designar como candidato a François Hollande, quien fue elegido presidente al año siguiente.

Además, se quedaron muy lejos de los 4 millones largos que eligieron en las primarias de la derecha a François Fillon el pasado noviembre.