Fuerte ataque de Ledezma contra el populismo tras su llegada a España

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Fran Balado

Rajoy le abre La Moncloa y le pide que trabaje para mantener unida la oposición

18 nov 2017 . Actualizado a las 23:32 h.

«Gracias, España». Este fue el primer mensaje del opositor venezolano Antonio Ledezma a su entrada en la terminal, justo después de fundirse en un cálido abrazo con su esposa Mitzy y sus dos hijas, que rompieron a llorar tras aguardar impacientes en la sala 11 de la zona de llegadas de la T4 del aeropuerto de Barajas. El alcalde de Caracas que logró huir de su arresto domiciliario quiso agradecer la solidaridad del pueblo español. «En una ocasión Venezuela abrió sus fronteras para recibir a los españoles; no les regaló nada, pero les dio muchas oportunidades. Hoy sentimos esa retribución», admitió.

Además de su mujer y sus dos hijas, Mitzy y Antonieta, que tuvo la oportunidad de mostrar a su padre su barriga de embarazada, en el aeropuerto también aguardaban algunos miembros de la oposición venezolana en España, ataviados con banderas y gorras de su país de origen, el expresidente colombiano Andrés Pastrana, que admitió haber colaborado en la operación, y la eurodiputada liberal Beatriz Becerra. También un nutrido grupo de periodistas, bajo el rumor de que entre las dos docenas de simpatizantes se había colado algún agente de la embajada venezolana con el objetivo de pasar un informe sobre la llegada.

Ledezma, de 62 años, destacó especialmente el papel de Mariano Rajoy, quien lo recibió en Moncloa y le expresó su compromiso de trabajar por una solución plenamente democrática para Venezuela, que «necesariamente» ha de pasar por la liberación de los presos políticos y la convocatoria de elecciones. El caraqueño no perdió la ocasión de solicitarle al presidente que «encabece en Europa la lucha para que se pueda dar un canal humanitario», y este, por su parte, le pidió que haga todo lo posible por mantener unida la oposición