Máximo histórico de la televisión de pago y bajada de las tres grandes generalistas

Telecinco mantuvo el liderazgo en el 2017 con su peor registro anual


redacción / la voz

Las tres grandes cadenas en abierto firmaron su mínimo histórico de audiencia en el 2017. La fortaleza de Telecinco, Antena 3 y La 1 mantuvo a estos canales como los más vistos del año, con un 36 % de cuota conjunta, a pesar de una bajada de 1,3 puntos con respecto al 2016. Es su cifra más baja de todos los tiempos, muy alejada del máximo histórico logrado en 1994, un año en el que las tres cadenas congregaban al 72,4 % de la audiencia.

Ahora la tendencia ha cambiado. De acuerdo con el análisis televisivo del 2017 publicado por Barlovento Comunicación y elaborado a partir de datos de Kantar Media, Telecinco fue la cadena española líder por sexto año consecutivo, pero su 13,3 % de cuota es 1,1 puntos menor que en el 2016 y su peor dato de la secuencia histórica desde que se midieron por primera vez las audiencias, en 1992. Antena 3 fue segunda con un seguimiento del 12,3 % (0,5 puntos menos que el año pasado). La 1, por su parte, siguió tercera, subiendo hasta el 10,4 %.

La fragmentación de las audiencias y la creación de nuevas sintonías justifican este progresivo descenso de los grandes canales, pero hay un factor de cambio que juega un papel cada vez más relevante en la transformación del panorama televisivo: el crecimiento de la televisión de pago. Esta modalidad ha pasado de representar el 20,4 % de la audiencia total registrado en el ejercicio del 2016 al 22,3 % del 2017, lo que supone su récord histórico en España.

El análisis de Barlovento atribuye este aumento de la modalidad de pago a la «instalación de la fibra óptica en los hogares», lo que permite a las operadoras ofrecer el paquete quíntuple de teléfono fijo y móvil, Internet en el fijo y en el móvil y televisión. De los 18,4 millones de hogares que hay en España, 6,3 cuentan con esta tecnología, lo que supone alrededor de 15 millones de personas.

El conjunto de las temáticas de pago, que constituyen un 32 % de la oferta de canales, registraron una cuota de pantalla del 7,8 %, ocho décimas más que en el 2016.

La plataforma con más suscriptores, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), es Movistar+, con 3,6 millones. Le siguen Vodafone, con 1,3 millones, y Orange, con 520.000.

En cuanto a la televisión a través de Internet, la compañía con más penetración en España es Netflix, que el pasado mes de junio contaba con 1.163.000 suscriptores, un 7,3 % de los hogares con conexión, según el último panel de la CNMC. La segunda es HBO España, con 414.000 suscriptores (un 2,6 % de los hogares conectados).

La modalidad para abonados pasó de representar el 20,4 % de la audiencia al 22,3 % En un contexto general en el que las televisiones públicas mejoran sus rendimientos con respecto al año anterior, las cadenas autonómicas de la Forta pasaron en su conjunto de 7,4 % al 7,6 %. Televisión de Galicia se situó muy por encima de esa media y subió cinco décimas, del 9,8 % al 10,3 %. La autonómica con más cuota fue la catalana TV3, que subió tres décimas al pasar del 11,4 % al 11,7 %.

Por su parte, las sintonías de Energy, 24H, Gol, así como Atreseries, Dkiss, BemadTV, Ten y Real Madrid HD registraron sus máximos en el último ejercicio.

A lo largo del pasado año el consumo tradicional de televisión descendió de 233 minutos por persona y día a 224,5 minutos. A ese consumo lineal habría que sumarle 4,5 minutos de visualización de contenidos en diferido y 11 minutos más correspondientes a los invitados, un concepto que Barlovento incorporó en marzo para contabilizar como público a las personas no residentes en los hogares. Los meses de enero y diciembre fueron los de mayor consumo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Máximo histórico de la televisión de pago y bajada de las tres grandes generalistas