Ovación a Merkel en el Bundestag por cargar contra los nacionalismos

Hasta el socialdemócrata Johannes Kars, notorio gruñón de la Cámara y crítico de la líder de la CDU, hizo una excepción para por primera vez alabar a la canciller y celebrar su «magnífico discurso»


Berlín / colpisa

Hacía tiempo que Angela Merkel no cosechaba tantos aplausos en el pleno del Bundestag, el Parlamento federal. No solo los obligados de su grupo conservador, sino también de la oposición verde e incluso de La Izquierda. Hasta el socialdemócrata Johannes Kars, notorio gruñón de la Cámara y crítico de la líder de la CDU, hizo una excepción en sus veinte años de carrera como diputado para por primera vez alabar a la canciller y celebrar su «magnífico discurso».

En su primera intervención tras su renuncia a la presidencia de la CDU y el anuncio de que wsta es su última legislatura, Merkel defendió su legado político con un discurso en el que abogó apasionadamente por el multilateralismo. «Sin compromiso», dijo la canciller enérgicamente, para a continuación subrayar que «el nacionalismo en su versión más pura» es el de «aquellos que piensan que son capaces de resolver todo solos y únicamente son capaces de pensar en sí mismos».

«Eso no es patriotismo», aseguró sin citar nombres pero en clara referencia al presidente de EE.UU., Donald Trump, y también a líderes de países socios de la UE como Viktor Orban, o la coalición populista de Italia. A su juicio, el patriotismo verdadero es aquel que contempla los intereses de otros en interés propio y acepta situaciones de beneficio mutuo. Frente al aislacionismo y el egoísmo nacionalista, para la canciller no existe alternativa a la cooperación internacional y las respuestas comunes a los retos globales.

Pacto para la migración

«El interés alemán significa pensar siempre también en los demás. Este es el éxito de Europa. Este es el éxito de un mundo multilateral», dijo. En ese sentido, defendió también el pacto para la migración de la ONU que han rechazado países como EE.UU., Austria o Hungría con el argumento de que amenaza su soberanía, pese a no ser un acuerdo vinculante ni de obligado cumplimiento, sino una serie de propuestas para atajar mediante la cooperación internacional un problema de carácter planetario. Ese pacto «es un intento de respuesta correcta» a una cuestión global que debe resolverse de manera multilateral, afirmó.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Ovación a Merkel en el Bundestag por cargar contra los nacionalismos