La aplicación de la Liga utiliza los móviles para rastrear el fútbol ilegal

Activa el micrófono y el GPS para detectar las emisiones públicas de los partidos


Redacción

a Liga española combate la piratería en el fútbol utilizando a un equipo de hackers y todos los recursos que la tecnología pone a su alcance para detectar las retransmisiones públicas de carácter ilegal. En las últimas horas, la policía nacional ha realizado intervenciones en diversos bares de varias ciudades en busca de locales que ofrezcan los partidos a sus clientes sin contar con la licencia oportuna para ello. En las alertas, probablemente habrán tenido mucho que ver los sistemas empleados por este organismo para detectar qué locales no están suscritos al abono específico para hostelería.

La aplicación LaLiga es uno de ellos. Con más de diez millones de descargas, se ha convertido en una de las principales herramientas espía que ayuda al organismo a detectar el fraude. Mediante una función específica, la aplicación activa de forma automática el micrófono del teléfono y el geoposicionamiento (GPS) para detectar si el usuario está viendo la retransmisión de fútbol y si se encuentra en un local público. Con esos datos, resulta sencillo comprobar en qué establecimiento está y si este cuenta con la licencia oportuna, que requiere el pago de una cuantía superior a la que abona un particular por el mismo servicio.

La Liga aseguró el pasado mes de junio que este sistema de escucha solo se activa a la hora de los partidos y que no pone en peligro la privacidad de los usuarios al no poder acceder al contenido grabado por el micrófono, ya que este se convierte en un código binario irreversible dentro del dispositivo. Es un sistema de códigos el que permite detectar si el usuario está viendo una retransmisión, según garantiza.

El organismo oficial que gestiona el fútbol informa a los usuarios de la app de esta función y pide su consentimiento expreso desde que el pasado mes de mayo entró en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) para proteger la privacidad. En caso contrario, es preciso ir a la carpeta de ajustes para revocar los permisos.

La polémica por este sistema se desató el pasado mes de junio, cuando la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) abrió una investigación de oficio tras recibir diferentes quejas al respecto.

Proteger a los clubes

Sus responsables explicaron entonces que la Liga tiene la responsabilidad de proteger a los clubes y a sus aficionados del fraude en la emisión de partidos de fútbol por parte de establecimientos públicos, unas prácticas suponen una pérdida estimada de 150 millones de euros para el fútbol español, según sus estimaciones.

La institución precisaba entonces que solo si el usuario decide aceptar las condiciones, el micrófono captará el código binario de fragmentos de audio, con el único objeto de poder conocer si está viendo partidos de fútbol de competiciones disputadas por equipos de la Liga española, pero nunca se accederá al contenido de la grabación.

Según refleja el informe que presentó en abril el Observatorio Contra la Piratería, esta práctica descendió en España en el 2017 un 6 % con respecto a las cifras del año anterior. En la lista de contenidos, el fútbol solo supuso el 3 % de las visualizaciones totales de forma ilegal, muy lejos de la música (40 %), las series de televisión (23,5 %) y los libros (10,5 %).

Comentarios

La aplicación de la Liga utiliza los móviles para rastrear el fútbol ilegal