El Gobierno empieza a virar y ya se plantea aceptar el formato de minicumbre para el que presiona Torra

Hasta ahora Moncloa había rechazado por completo cualquier modelo que no fuera un mano a mano entre Sánchez y el titular del Govern


La Voz / Madrid

Las presiones de la Generalitat sobre el Gobierno pueden estar a punto de dar su fruto. Si bien el pasado viernes la ministra portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, descartó la celebración de una minicumbre entre cargos del Govern y de la administración central, una tesis reforzada ayer por Moncloa en la tradicional recepción a periodistas por Navidad, este martes la situación ha dado un vuelco en las últimas horas y en estos momentos el Gobierno no se atreve a descartarla por completo.

Fuentes cercanas a la vicepresidencia reconocen que continúan abiertas las negociaciones sobre el formato de este hipotético encuentro. «Estamos hablando», aseguran. «Lo importante es avanzar. No se puede suspender la autonomía», afirman, llamando a destensionar el asunto.

Pedro Sánchez busca una reunión con el titular de la Generalitat, Quim Torra, a la conclusión del Consejo de Ministros. Madrid quiere un mano a mano, como suele ser tradición en estos casos. Pero Barcelona se niega a aceptar y aprieta por una minicumbre entre representantes de los dos ejecutivos, en un claro intento de revestirla de aires internacionales.

Otra posibilidad podría ser la celebración de varios encuentros paralelos. Es decir, además de un encuentro privado entre Sánchez y Torra, otro de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y otro de la consejera de presidencia de la Generalitat, Elsa Artadi, y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet. Tampoco se descarta que pueda haber más encuentros paralelos que afecten al área económica o de Interior.

Sánchez da por seguro un encuentro con Torra que ni la Generalitat confirma

fran balado

Alfonso Guerra da voz a los barones socialistas que reclaman un 155 sin límites. Participa: ¿Crees que se debe celebrar el Consejo de Ministros en Barcelona?

Buena parte del futuro de la política española pasa por el Consejo de Ministros del próximo viernes en Barcelona. El ruido de una multitudinaria manifestación independentista está garantizado, y solo falta comprobar si el descontento con el Gobierno se muestra de forma pacífica, como han alentado los principales partidos secesionistas, o bien la protesta acaba derivando en cortes de tráfico y aeropuertos, o incluso en un intento de asalto al Parlamento autonómico. Cualquiera de estos últimos escenarios podría desencadenar cargas policiales o ser escenario de la pasividad de los Mossos, como aconteció en episodios recientes, una pasividad policial que desde Interior temen que vuelva a reproducirse. Para curarse en salud, el ministro del ramo, Grande-Marlaska, desplazará a un millar de agentes de la Policía Nacional.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El Gobierno empieza a virar y ya se plantea aceptar el formato de minicumbre para el que presiona Torra