Los barones socialistas se desmarcan de Sánchez para preparar la campaña

Obtienen el compromiso de que no habrá superdomingo en mayo con las generales


madrid / la voz

El afeitado de escaños al que fue sometida Susana Díaz en las elecciones andaluzas del pasado 2 diciembre motivó que los barones socialistas pusieran sus barbas a remojo. Muchos de ellos se medirán en las urnas el próximo 28 de mayo, cuando España celebra elecciones municipales y autonómicas, y ante el temor de que la política de Sánchez de aproximación al independentismo catalán les acabe pasando factura, los dirigentes territoriales de mayor calado del partido han optado por desvincularse lo máximo posible de la figura del presidente.

Lambán, García-Page, Fernández Vara y Ximo Puig respiran aliviados tras el compromiso del jefe del Ejecutivo de no hacer coincidir las elecciones generales con estos comicios en el temido superdomingo, ya que así tendrían más complicado vender su candidatura al margen de las políticas de Ferraz.

La intención de Sánchez continúa siendo la de alargar al máximo la legislatura, pero es plenamente consciente, y así se lo trasladó a los líderes territoriales en los últimos encuentros en la Moncloa: sin Presupuestos está condenado a llamar a las urnas antes de tiempo. Las quinielas apuntan hacia el próximo otoño.

Todos los barones han tomado buena nota de las elecciones andaluzas, en las que las formaciones que apostaron por una campaña en clave nacional salieron reforzadas, demostrando que el debate sobre el desafío secesionista lo empapa todo. Y al igual que hizo Susana Díaz con Sánchez hace tan solo un par de meses en Sevilla, en donde apenas le permitió pasear por sus calles cuando acudió a la ciudad hispalense a celebrar un polémico Consejo de Ministros, la intención de los líderes territoriales es esconder al máximo al presidente del Gobierno, al que le pedirán que no se prodigue en campaña, al considerar que, más que ayudar, su presencia en mítines y otros actos electorales puede ser contraproducente para el PSOE.

Alianza con Ciudadanos

Los barones territoriales socialistas le reclaman a su jefe de Gobierno que mire más hacia su derecha. Conscientes de que no existen peores socios parlamentarios que un Podemos fragmentado y los independentistas, varios de estos dirigentes intentan que la nueva política de alianzas tejidas por Ferraz tenga a Ciudadanos como su socio preferente.

Su secretario general, José Manuel Villegas, se refirió este lunes a este hipotético pacto para el futuro con los socialistas: «El enésimo bandazo de Sánchez no es descartable, pero habrá que ver cuánto de creíble puede ser», relató en una entrevista a Europa Press. Villegas ha subrayado que en las próximas elecciones generales unas de las propuestas de Ciudadanos pasa por «desalojar» a Sánchez de la Moncloa porque está siendo un «pésimo» presidente del Gobierno, a quien acusó de priorizar el acuerdo con «los separatistas y populistas» antes que con los constitucionalistas.

Indulto a las rebeliones

Tras el parón de las Navidades, esta semana se recupera la actividad parlamentaria en el Congreso. Con el fin de seguir presionando a Sánchez, el PP activará la tramitación de la reforma de la Ley de Indultos de 1870, impulsada en su día por el PSOE para privar de esta medida de gracia a condenados por corrupción o violencia machista, y que ahora los populares quieren extender a la rebelión.

ARAGón

Lambán mira hacia C’s para repetir en el cargo

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha destacado por ser uno de los barones que menos se ha escondido a la hora de criticar a Sánchez por sus políticas con el independentismo, llegando incluso a señalarlo como líder de un Gobierno de «pusilánimes». Lambán manda en su comunidad gracias al apoyo de Podemos, con los que asegura no encontrarse incómodo a pesar de las diferencias, pero la amenaza de crecimiento de las fuerzas de derecha y la posibilidad de desplome de los de Iglesias pueden motivar que la suma no alcance, por lo que ya empieza a mirar hacia C’s para renovar su mandato. 

castilla-la mancha

García-Page exige urnas en otoño si no hay Presupuestos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, visitó el pasado 19 de diciembre la Moncloa para mantener un encuentro con Pedro Sánchez durante el que le transmitió la necesidad de convocar elecciones generales en otoño del 2019 si se ve incapaz de aprobar los Presupuestos. Castilla-La Mancha es uno de los territorios en los que peor encaje tiene la estrategia de Sánchez con Cataluña, por lo que muchas veces García-Page se ve obligado a hacer malabarismos dialécticos o a morderse la lengua, algo con que lo atacan desde la oposición, que lo acusa de cómplice del secesionismo.

extremadura

Fernández Vara, entre Cataluña, los toros y la caza

Extremadura es otro de los territorios en los que peor se comprenden las políticas de Pedro Sánchez con Cataluña. Pero el histórico Fernández Vara también ha comprobado cómo el Gobierno derrapaba en otros campos que lo salpicaban directamente, como con las declaraciones de la ministra Ribera asegurando que prohibiría la caza y los toros. El presidente extremeño es otro de los que pretende evitar el superdomingo a toda costa y que se jugará sus opciones de renovar la presidencia en la Junta con una campaña en clave autonómica, pero en la que no piensa evitar la cuestión nacional. 

comunidad valenciana

Ximo Puig confía en que los electores valoren su gestión

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, confía en que el electorado sepa valorar su gestión durante estos últimos cuatro años y que las políticas de Sánchez en Cataluña apenas le pasen factura. El territorio que gobierna tiene ciertas peculiaridades que sociológicamente lo alejan de Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía. Puig pretende renovar el cargo con los mismos socios que le permitieron ser investido: Compromís, formación que también cuenta con un desplome menor que el que sufrirá Podemos en otras comunidades por haber mantenido cierta distancia con Iglesias.  

Comentarios

Los barones socialistas se desmarcan de Sánchez para preparar la campaña