El líder dice que su ex número dos «no es un traidor», pero alerta contra la «izquierda amable»

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

El desafío lanzado por Íñigo Errejón en alianza con Manuela Carmena llegó en un momento de especial debilidad interna para Pablo Iglesias, de baja por paternidad. El compromiso asumido por Podemos para que los padres contraigan el mismo grado de responsabilidad que las madres con sus hijos impidió al secretario general acudir en persona a la reunión más decisiva del partido en sus cinco años de historia. Tuvo que intervenir por teléfono, como hizo su pareja, Irene Montero, cuando era ella la que estaba de baja. Pero, consciente de lo mucho que se jugaba el partido y él personalmente, Iglesias quiso condicionar la cita con un mensaje previo a través de la plataforma Facebook con el que trataba por una parte de rebajar la tensión con Errejón, pero también de sumar argumentos a su favor en el debate de esta crisis.

En el texto, Iglesias aseguró que Errejón «no es un traidor, sino que debe ser un aliado de Podemos», aunque consideró «natural y lógica» la «indignación» que ha provocado lo que considera como una «falta de respeto» a los espacios políticos de la formación por parte de quien fue su número dos. Pese a ello, Iglesias instaba a afrontar esta crisis con «madurez y responsabilidad» y siendo «generosos y responsables» para construir una «confluencia lo más amplia posible» con la plataforma de Carmena, de quien dice, sin embargo, que «no es lo que fue», aunque admite que es «lo más útil» para impedir que la derecha gobierne en Madrid. 

«Carmena no es lo que fue»

El mensaje de Iglesias no ahorraba duras críticas al proyecto político de Errejón y Carmena, que ve como un producto alentado por los poderosos para que nada cambie. Alertaba por ello contra «sectores del poder» que tratan de «lanzar un modelo macroniano de gran centro con un PSOE susanista y Ciudadanos como protagonistas». En ese objetivo, según su análisis, necesitan una «izquierda amable escindida de Podemos». Aunque Podemos ya había decidido no presentar candidatura a la alcaldía de Madrid para no competir con Carmena, Iglesias lanzó también duros reproches a la alcaldesa. «Me apena que del proyecto de Ahora Madrid de hace cuatro años quede tan poco, y nunca entendí el papel que ha jugado el equipo de gobierno de Carmena en la operación Chamartín», cuestionando así uno de los principales proyectos de la regidora.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El líder dice que su ex número dos «no es un traidor», pero alerta contra la «izquierda amable»