La UE, lista para la inminente petición de prórroga del «brexit»

May se queda sin margen de maniobra y fía su suerte a los 27

El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, y la canciller alemana, Angela Merkel, se despiden tras su reunión de ayer
El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, y la canciller alemana, Angela Merkel, se despiden tras su reunión de ayer

Bruselas / corresponsal

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, llama al orden. Su peculiar y estridente voz, perfectamente modulada para reclamar la atención de los indisciplinados diputados de Westminster, todavía resuena en la cabeza de Theresa May, a quien ayer trasladó una angustiosa advertencia: el acuerdo del brexit no podrá someterse hoy a una tercera votación si no se le hace un lavado de cara

El giro inesperado de los acontecimientos también ha cogido por sorpresa a la UE, todavía perpleja por los tirabuzones imposibles que está dando el brexit a solo diez días de que se consuma el divorcio. ¿Qué escenarios maneja ahora la UE? Absolutamente todos. Los ministros se afanan en preparar el terreno para que los líderes europeos tomen una decisión en la cumbre que arrancará este jueves en Bruselas. El presidente del Consejo, Donald Tusk, se reunió ayer con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, para tratar de forjar una postura común. «Los ministros trabajarán hoy en clarificar las consecuencias políticas y legales de cualquier vía», explican fuentes de la institución.

Por ahora no existe unanimidad para responder a una eventual demanda de prórroga de los británicos. Países como España, Francia y Holanda han manifestado su voluntad de exigir a Londres explicaciones claras en torno al porqué del tiempo extra. «Lo ideal sería que aceptasen el acuerdo y dar una prórroga técnica para la salida (…) Si no quieren salir, no quieren el acuerdo y no quieren el referendo, parece que tendrán que explicar qué es lo que quieren», deslizó ayer el ministro español de Exteriores, Josep Borrell, antes de advertir a los británicos de que si lo que quieren es otro acuerdo tendrán que «mover sus líneas rojas».

Alemania y Austria se inclinan por una extensión limitada, que no interfiera en las elecciones europeas. Irlanda ha manifestado su apoyo a una prórroga de hasta 21 meses, tiempo suficiente para replantear el brexit e incluso precipitar un segundo referendo, la opción preferida de Luxemburgo para salir del bloqueo. Solo Lituania y Bélgica han mostrado públicamente su preferencia por cerrar el capítulo del brexit el 29 de marzo, como estaba previsto. No quieren seguir retrasando la salida. Alegan que solo aumentará la incertidumbre para las dos partes. El ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, trató de matizar ayer la posición de su país al asegurar: «No estamos en contra de una extensión, el problema es: ¿Para qué?».

Lo único que en Londres tienen claro a estas alturas es que «el riesgo de parálisis del brexit no ha remitido», admitió su secretario de Estado de Exteriores, Jeremy Huny. El drama continúa y el riesgo de un accidente es más alto que nunca.

La tercera votación del acuerdo de salida en el Parlamento británico, bloqueada

Rita A. Tudela
Bercow frustró el plan de la primera ministra para tratar de desbloquear su texto en el Parlamento
Bercow frustró el plan de la primera ministra para tratar de desbloquear su texto en el Parlamento

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, resolvió que no puede haber otra consulta «del mismo» acuerdo de «brexit»

Los periodistas y políticos británicos no dejaban de hacer sus quinielas para ver si Theresa May conseguía el apoyo de alguno de los 149 diputados que votaron en contra de su acuerdo de salida de la UE la semana pasada. Todas las cábalas se fueron al traste después del jarro de agua fría que el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, echó a media tarde sobre el plan de May: no puede haber una tercera votación «del mismo» acuerdo de brexit.

Bercow ya había advertido la pasada semana que tendría que considerar si la intención del Gobierno encajaba en las reglas del Parlamento. Ha llegado a la conclusión de que no, porque según una convención que se remonta a 1604 no se puede presentar una misma moción dos veces en el mismo curso parlamentario.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La UE, lista para la inminente petición de prórroga del «brexit»