Portugal vive un adelanto del verano con numerosos incendios activos

La mayoría de los focos se concentran en el distrito de Braga, al norte del país, donde hay movilizados más de 240 efectivos

Imagen de archivo de un incendio registrado en el agosto del 2017 en Abrantes (Portugal)
Imagen de archivo de un incendio registrado en el agosto del 2017 en Abrantes (Portugal)

Redacción

Casi una treintena de incendios rurales afectan este martes al país vecino. La peor parte se la están llevando los distritos de Braga y Aveiro. En este último el fuego ha llegado a cercar casas en la localidad de Oliveira de Azeméis, donde más de 360 efectivos se afanan en luchar contra las llamas, apoyados por más de un centenar de medios terrestres y dos aeronaves.

En Braga, los puntos conflictivos se han ido multiplicando hasta alcanzar la docena y requerir del trabajo de más de 240 personas. La situación más complicada ha sido la vivida en Esposende. Allí el trabajo de los más de 75 agentes que luchan contra el fuego con la ayuda de 25 medios terrestres y una aeronave no han logrado impedir el corte de la carretera A28 que une Porto con Viana. El vial ha tenido que ser cerrado al tráfico en los dos sentidos entre el quilómetro 47 y el 57, en el tramo que une Esposende y Antas.

 La gran mayoría de fuegos se concentran en el norte de Portugal, alentados por una situación meteorológica de viento intenso y elevadas temperaturas. La Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), que ofrece información actualizada sobre la evolución de los incendios, ya había avisado esta semana de que las condiciones meteorológicas previstas podían traer consigo un adelanto de los incendios rurales, que tradicionalmente se producen a partir de junio.

Pero este año, alertó Protección Civil, «la coincidencia del acentuado aumento de la intensidad del viento y el mantenimiento de valores de temperatura por encima de lo habitual para esta época del año» ha conllevado que se empezasen a emitir alertas tres meses antes de lo previsto.

Según las previsiones de las autoridades, la humedad será esta semana inferior al 30 % y las temperaturas máximas se situarán entre los 25 y los 28 grados en el centro y sur de Portugal, en tanto que en el norte llegarán hasta los 25 grados. «Este escenario se traduce en un aumento de los índices de riesgo de incendio», ha subrayado la ANPC, que actualmente se sitúa entre «elevado» y «muy elevado».

El año pasado ardieron en Portugal alrededor de 36.000 hectáreas, cifra sensiblemente inferior a la del 2017, considerado un año negro para el país después de la muerte de más de 100 personas en incendios que calcinaron alrededor de 440.000 hectáreas.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Portugal vive un adelanto del verano con numerosos incendios activos