Compran la casa de subastas Sotheby's por 3.700 millones de dólares

La empresa volverá así a estar en manos privadas después de 31 años cotizando en la Bolsa de Nueva York


Redacción

La casa de subastas Sotheby's, una de las más importantes del mundo, dejará de cotizar en la Bolsa de Nueva York después de 31 años tras ser adquirida por el empresario y coleccionista de arte franco-israelí Patrick Drahi, que se convierte en su nuevo dueño por un precio de 3700 millones de dólares (3300 millones de euros), según Efe.

Drahi, fundador de la multinacional de telecomunicaciones Altice, ha acordado comprar Sotheby's a través de su «holding» personal, BidFair USA, que pagará 57 dólares (50 euros) por título a los accionistas en una operación con expectativas de cerrarse en el último trimestre del año, una vez la aprueben las autoridades y los socios.

El consejero delegado de la casa, Tad Smith, explicó al medio Cheddar -propiedad de Altice- que el empresario ha contactado a la junta directiva con una oferta que era «una oportunidad fantástica» para el futuro de Sotheby's, una compañía con 275 años de historia ahora inmersa en el mundo digital, hábitat de los clientes más jóvenes. «Los resultados operativos de Sotheby's han sido fuertes y las acciones no lo han reflejado necesariamente. Pensamos que nuestro programa de inversiones en iniciativas digitales funcionaría mejor en el entorno privado (fuera de la bolsa), y Patrick es un inversor de largo plazo con visión de largo plazo, por lo que eso debería convenir a clientes y a empleados», ha explicado Smith.

Sotheby's, que tiene su sede en Nueva York, registró en el 2018 una facturación de 1035 millones de dólares (unos 920 millones de euros) y un beneficio neto de 108,6 millones (97 millones de euros), según su último informe entregado a las autoridades estadounidenses, pero su valor bursátil había caído cerca del 40 % en los últimos doce meses al cierre del viernes.

En reacción a la noticia, no obstante, las acciones de la firma se disparaban hoy casi un 60 % un par de horas antes del toque de la campana en Wall Street, por lo que esas cifras han cambiado rápidamente.

Drahi, de quien Smith destacó en un comunicado su «compromiso con la innovación y la creatividad», señaló en una carta que la dirección de Sotheby's y su personal en todo el mundo continuarán operando de manera normal, con su «pleno» apoyo, y descartó hacer cambios en la estrategia corporativa. «Durante toda mi vida he sido un apasionado de esta industria y creo que las oportunidades y el potencial de crecimiento son significativos para Sotheby's», indicó el empresario, que quiere también «demostrar el anclaje» de su familia en EE.UU. y para ello ha comprado otras firmas como Suddenlink, Cablevision y Cheddar.

Con Drahi como nuevo dueño, Sotheby's espera «acelerar» una serie de iniciativas que en los últimos años han permitido crecer a la casa y de las que Smith desgranó que la «experiencia del cliente ha estado cambiando», con más «ofertas digitales».

En ese sentido, el ejecutivo reconoció la importancia de los compradores que pujan «online» en las subastas y los que tienen «menos de 40 años», y añadió que el 60 % de las ventas de Sotheby's corresponden a artículos de menos de 10 000 dólares.

De Drahi subrayó su habilidad para utilizar la tecnología, que Sotheby's ha enfocado hasta ahora a la facilitación de la puja o venta de artículos a la vez que estudia cómo aplicar el «machine learning» en la mejora de procesos.

Asimismo, el ejecutivo aplaudió el modelo de negocio de la casa de subastas y dijo que ha sobrevivido a muchos problemas desde que fue fundada en 1744, por lo que restó importancia al impacto la guerra comercial EE.UU.-China. «Nos adaptaremos, lo hemos hecho durante siglos», aseveró.

Sotheby's tiene una red de 80 oficinas en todo el mundo y ofrece subastas en 10 ciudades, entre ellas Londres, Nueva York y Hong Kong, además de por internet. Salió a bolsa en EE.UU. en 1988, cinco años después de ser adquirida por el magnate Alfred Taubman

Comentarios

Compran la casa de subastas Sotheby's por 3.700 millones de dólares