Un guardia civil salva la vida de un recién nacido que se asfixiaba en Cangas

El bebé, de solo 48 horas de vida, es hijo de un agente del cuartel


Vigo

Un Guardia Civil salvó la vida del bebé de un compañero que se estaba ahogando. La madre entró desesperada en el cuartel de Cangas con el pequeño en brazos y allí se encontró al ángel de la guarda de su pequeño.

Los hechos ocurrieron el miércoles por la tarde. Varios componentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Comandancia de Pontevedra se encontraban circunstancialmente en el cuartel de Cangas realizando unos trámites relacionados con un servicio. De repente escucharon los gritos de una mujer que accedía a las dependencias oficiales con un bebé en los brazos pidiendo auxilio y ayuda para su hijo, que se estaba asfixiando.

Al comprobar lo que estaba sucediendo, uno de los agentes se dirigió a la madre y pudo constar que el bebé, que apenas tenía 48 horas de vida, estaba inconsciente, sin respiración y con un aspecto alarmante.

Sin pérdida de tiempo, el guardia civil se hizo cargo del niño y después de realizarle varias maniobras de reanimación pudo conseguir que el bebé comenzase a respirar nuevamente. La mujer se sintió muy aliviada cuando volvió a escuchar los llantos de su bebé y se produjeron momentos de júbilo.

El guardia civil que había logrado reanimar al recién nacido se enteró de que se trataba del hijo de un compañero que reside en una de las viviendas situadas en los pabellones del cuartel de Cangas.

Portavoces de la Subdelegación del Gobierno señalaron que la serena y decidida actuación del guardia civil que felizmente pudo evitar un fatal desenlace mereció los elogios, no solo de la madre y del padre del pequeño, que en aquellos momentos estaba ausente, sino también de sus propios compañeros y de los servicios sanitarios de emergencia que acudieron al lugar para atender la incidencia.

Ambulancia

Finalmente, la ambulancia trasladó al bebé a un centro médico de Vigo con el auxilio de la misma patrulla de la USECIC, que reforzó la prioridad del desplazamiento.

Afortunadamente, el pequeño evoluciona satisfactoriamente, aunque permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos, donde los médicos siguen constantemente su evolución, con la intención de darlo de alta a lo largo de las próximas horas.

La maniobra de Heimlich: guía de instrucciones

UXÍA RODRÍGUEZ
;
Cómo actuar ante un atragantamiento Es una de las maniobras por excelencia en primeros auxilios. La maniobra de Heimlich es sencilla y puede llegar a salvar una vida.

Evitar una muerte por atragantamiento puede ser muy sencillo con los conocimientos adecuados

2.336: ese es el número de personas que murieron el año pasado en España tras asfixiarse con un objeto o un trozo de comida. A su lado, nadie pudo evitarlo. El atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España. Fallecen más personas por este motivo que por accidentes de tráfico, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Sin ir más lejos, ayer falleció un vecino de Carnota atragantado con un trozo de carne. Un familiar intentó  hacerle la maniobra para que lo expulsara, pero no lo logró. Al momento, el hombre cayó al suelo, y sufrió una parada cardiorrespiratoria. Este viernes un niño de cuatro años murió tras tragarse un globo y obstruir sus vías respiratorias. En Fin de Año murió un niño de 3 años después de atragantarse con una uva en Gijón. El día de Reyes falleció un hombre de 41 años tras atragantarse con un hueso de aceituna en Alicante

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

Un guardia civil salva la vida de un recién nacido que se asfixiaba en Cangas