Se reencuentran con su hijo 32 años después de que fuera secuestrado

Mao Yin le fue arrebatado a su padre en la ciudad China de Xian, en 1988. Dejó al niño cuando tenía dos años y medio solo un momento mientras hacía una gestión. Esos segundos supusieron un rapto tras el que el pequeño fue vendido a una pareja sin hijos. Una investigación policial los ha juntado de nuevo

El abrazo de los padres de Mao Yin a su hijo después de tres décadas secuestrado Tenía dos años y medio cuando se lo arrabataron para vendérselo a una pareja sin hijos que vivía a 600 kilómetros de distancia

Redacción

Como tantos otros días el padre de Mao Yin fue a buscarlo a la guardería en la ciudad china de Xian, en el centro del país. Corría el año 1988, y el pequeño tenía entonces dos años y medio. De regreso a casa, en un día de calor, el papá de Mao se detiene un momento y entra en un hotel para buscar agua. Esa fracción de segundo en la que el niño se quedó solo supuso el lapso de tiempo suficiente para que lo secuestraran. Después, según ha constatado una investigación policial, fue vendido por 6.000 yuanes -unos 800 euros con el cambio actual- a una pareja que vivía en la provincia de Sichuan, ubicada a 600 kilómetros al suroeste. Fue criado como su propio hijo y nunca más supo nada de su vida anterior. Hasta hoy.

La historia, pese a su dramático inicio, tiene final feliz. Un final para pacientes, eso sí. Y es que han tenido que pasar 32 años para que hace unas horas Mao Yin se reencontrase con sus progenitores biológicos. Un encuentro al que asistió CCTV, la televisión pública China. Madre e hijo se funden en un abrazo al verse de nuevo tras más de tres décadas separados. Li Jingzhi´s ya no quiere, ha dicho dejarle nunca, «para que no vuelva a desaparecer». Jiajia, el apodo cariñoso que le pusieron, asegura estar dispuesto a pasar «más tiempo» con sus padres. El empeño de esta familia, que nunca perdió la esperanza de reencontrarse, y la labor de la policía ha obrado el milagro.   

   

Comentarios

Se reencuentran con su hijo 32 años después de que fuera secuestrado