El sexo ha descendido un 70 % durante el confinamiento

Según una encuesta realizada por SexPlace, la mayor tienda erótica «online» española, han surgido cuatro nuevas fantasías: el runner, el vecino, el repartidor de comida y el desconocido con mascarilla


La Voz

El confinamiento ha afectado gravemente a la actividad sexual española. Según una encuesta realizada por SexPlace, la mayor tienda erótica online española, el sexo ha descendido un 70 %, tanto en personas con pareja como en las que no la tienen. Los principales motivos: estrés (83 %), preocupaciones familiares (33 %) o laborales (94 %) y fricción en la convivencia (99 %).

El portal ha realizado la encuesta a 700 personas, 394 mujeres y 304 hombres, y determina que «la vuelta a la actividad sexual estará condicionada por la edad y las despreocupaciones propias de cada uno». «Los jóvenes siguen viendo el problema del contagio del covid-19 como algo que no les afecta tanto. Aunque son conscientes de la situación y toman medidas preventivas, a la hora de las relaciones sexuales su juventud les empuja a volver a una normalidad ajena a las restricciones», explica la sexóloga de SexPlace, Lorena Hermoso. El 89 % de los hombres menores de 35 años están desando volver a activar su vida social en la que volverán a tener relaciones sexuales durante el verano y, respecto a las mujeres menores de 35 años, el 79 % afirman que volverán a tener sexo este verano aunque el 32 % explica tener cierto temor a contagiarse. Sin embargo, los mayores de 35 años hasta los 40 son más cautelosos, especialmente las mujeres, que un 81 % asegura que esperará a tener sexo hasta que esté convencida del riesgo nulo.

El rango de edad que esperará más será el de los mayores de 45 años. Tanto mujeres como hombres están convencidos de que no practicarán sexo hasta que la pandemia se haya controlado, y no esperan que sea durante el verano.

La encuesta también refleja la intención de ser infiel este verano entre algunas parejas, especialmente entre las más jóvenes, cuyos miembros han pasado el confinamiento separados. Según los datos de la encuesta, el 57% de estas parejas consultadas asegura que desean tener sexo pero que probablemente lo tengan con otras personas que no son su pareja durante este verano.

Cuatro nuevas fantasías 

De la crisis sanitaria han surgido nuevas fantasías sexuales.«La nueva situación ha estimulado las fantasías entorno a situaciones extremas que jamás se habían vivido. Siempre que nos enfrentamos a un peligro aumenta el deseo sexual. Se trata de una reacción química natural. La situación de pandemia ha despertado algunos deseos sexuales que antes no se tenían», explica la sexóloga de SexPlace. En concreto, la encuesta resalta cuatro.

El vecino del balcón de al lado. «Salir a aplaudir al balcón o ventana, acercarse a tomar el aire o simplemente observar durante tiempos de descanso a través de la ventana ha estimulado a las personas a ver más allá de sus casas», explican desde la plataforma. El 89% de las personas consultadas asegura haber conocido a vecinos que nunca antes habían visto y, el 23 %, afirma incluso haber entablado una conversación recurrente. El 92 % de los consultados afirma haber tenido una fantasía con aquellos vecinos inalcanzables que salen a hacer ejercicio al balcón o a tomarse una copa mientras mira la calle.

El runner de las ocho de la tarde.« Se trata de otra fantasía muy recurrente. Las calle se han llenado de corredores, ciclistas y gente caminando. Mucho de ellos repiten la rutina día tras día y además suelen ir vestidos para la ocasión con ropa deportiva ajustada», explican. El 89 % de las nuevas fantasías tienen que ver con estos runners.

La erótica de la mascarilla. «El 67 % de las personas consultadas afirma sentirse atraído por el desconocido que solo deja ver sus ojos, ocultando el resto de la cara detrás de la mascarilla.

Esta situación genera intriga, sobretodo entre las mujeres, mayoría entorno a esta fantasía», explican los promotores de la encuesta. De hecho, tres de cada cinco mujeres aseguran sentirse atraídas ante desconocidos solo por sus ojos y forma de mirar. Y el hecho de no descubrir totalmente la identidad genera mayor deseo. 

El repartidor. «El delivery es la última de las fantasías de moda. El 29 % de los consultados asegura sentir cierto deseo ante un potencial repartidor que trae la comida a casa», detalla la misma encuesta. Se trata de una fantasía que afecta más a las mujeres, un 86 %.

Comentarios

El sexo ha descendido un 70 % durante el confinamiento