Yellowstone Wolf se niega a ingerir los alimentos de la cárcel y reclama comida orgánica

Según su abogado, Jake Angeli sigue una dieta extremadamente restrictiva, «quizás por razones religiosas»

Jacob Anthony Chansley, conocido como Jake Angeli o Yellowstone Wolf
Jacob Anthony Chansley, conocido como Jake Angeli o Yellowstone Wolf
La Voz

Jake Angeli, el hombre que irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos disfrazado con una piel de bisonte y cuernos y que también se hace llamar Yellowstone Wolf, se niega a comer en el centro de detención donde está arrestado ya que solo ingiere comida orgánica.

Yellowstone Wolf, cuyo verdadero nombre es Jacob Anthony Chansley, fue detenido en Arizona acusado de acceder a un edificio público sin autorización, así como de entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, según informó el Departamento de Justicia de EE.UU. El arrestado no ha comido desde que fue detenido, según dijo su abogado en una audiencia virtual en un tribunal federal el pasado lunes, según The Arizona Republic. «Sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas», aseguró. Su madre, Martha Chansley, explicó la situación de su hijo. «Se enferma si no ingiere alimentos orgánicos (...) Necesita comer», indicó.

Angeli es miembro del movimiento de teorías de la conspiración QAnon y fue captado el pasado miércoles en varias escenas de los incidentes ocurridos en Washington. Según destacó el diario The Arizona Republic llegó hasta el estrado del Senado y posó con una lanza de la que colgaba una bandera de EE.UU.

La ira de los «rednecks» llega al Capitolio

E. V. Pita
Simpatizantes de Trump en la escalinata del Capitolio, el pasado 6 de enero
Simpatizantes de Trump en la escalinata del Capitolio, el pasado 6 de enero

Trump se nutre de fieles entre la clase baja blanca, víctima de la globalización

Elvis Presley, los ovnis y Trump. Estos son los héroes de los hillbillies, los rednecks y la white trash (basura blanca). Estos clanes, base del electorado de Donald Trump, han vuelto a convertirse en los chivos expiatorios de Estados Unidos. Les delata el hombre con cuernos de bisonte que lideró el asalto al Capitolio de Washington para boicotear la ratificación presidencial de Biden. Pero ¿cuál es el perfil sociológico de estos fieles seguidores y qué les motiva a desafiar a la cúpula política?

Muchos votantes provienen de la clase baja blanca, desempleados que viven en el sur rural o en los parques de autocaravanas. Son descritos como pendencieros, desdentados, paletos embrutecidos, amantes de las armas, maltratadores y perdedores. Manzanas podridas, diana de chistes malos y burlas de Hollywood, el estereotipo de todo lo que rechazan los progresistas. Toda América les culpó de votar a Trump en el 2016 al creerse sus fake news.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Yellowstone Wolf se niega a ingerir los alimentos de la cárcel y reclama comida orgánica