Las sicav tienen un mes para comunicar si cierran por la nueva ley

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

pilar canicoba

Las 2.300 sociedades de inversión colectiva se enfrentarán a una mayor vigilancia a partir del 2022

31 dic 2021 . Actualizado a las 13:07 h.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha comunicado a las gestoras de las sicav (sociedades de inversión de capital variable) que deben trasladar al supervisor, antes del 31 de enero del 2022, la decisión que estas sociedades piensen adoptar o proponer ante el nuevo marco regulatorio que regula estos instrumentos muy empleados por las grandes fortunas del país para gestionar sus patrimonios.

Este 1 de enero del 2022 entra en vigor la nueva ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que establece nuevas condiciones para que las sicav sigan tributando al 1 % en el impuesto de sociedades, como que cada uno de sus al menos 100 socios alcancen una inversión mínima de 2.500 euros o, de lo contrario, tendrán que tributar por un 25 % de su beneficio. Se trata así de evitar un fraude muy extendido con la regulación actual, que permitía que la sociedad estuviese controlada por una sola persona o un pequeño círculo familiar, mientras que el resto de inversores, hasta alcanzar esa cifra del centenar, son hombres (y mujeres) de paja, conocidos en la jerga del sector como mariachis, en muchos casos empleados de la propia sociedad, que realizan aportaciones simbólicas (o se hacen a su nombre para reunir el mínimo de accionistas necesario para su constitución) y que no tienen ningún control sobre las inversiones.

Hacienda ha aprobado un régimen transitorio durante el 2022 por el que se puede acordar la disolución y liquidación de estas sociedades sin costes fiscales y diferir la tributación de las ganancias derivadas de la liquidación, siempre que los accionistas reinviertan la totalidad de su cuota de liquidación en otras instituciones de inversión colectiva (IIC) españolas. Las personas jurídicas no podrán disfrutar de este régimen de traspasos.