La paradoja de ómicron en Europa: récord de contagios, pero se levantan las restricciones

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN

ACTUALIDAD · Exclusivo suscriptores

Manifestaciones en Londres en contra de las restricciones
Manifestaciones en Londres en contra de las restricciones NEIL HALL

Reino Unido y Dinamarca eliminan las mascarillas, entre otras medidas; Países Bajos reabre la hostelería y la cultura;  Francia ampliará aforos y eliminará la obligatoriedad del teletrabajo y Austria pondrá fin al confinamiento para los no vacunados

27 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Es la paradoja de ómicron en Europa. A mayor número de contagios, con cifras récord de infecciones un día tras otro en buena parte de los países, menor número de restricciones. Es algo que nunca se había visto en los dos años de coronavirus y lo único que parece explicarlo, aparte de la fatiga pandémica, es la aparente menor gravedad de la nueva variante, lo que no significa que los sistemas de salud europeos estén sobrepasados, con una elevada presión en las ucis y una mortalidad aún significativa.

La lógica es sencilla, a mayor número de casos, aunque sean menos graves que con las anteriores variantes, más probabilidades de ingresos en uci y muertes. Pero, pese a ello, varios países europeos han anunciado la relajación de las restricciones impuestas para contener la pandemia, medidas que o bien se aplicarán de inmediato, como es el caso de Países Bajos o Inglaterra, o empezarán a llevarse a cabo a partir del 1 de febrero, como en Francia, Dinamarca o Austria. Y todos estos países, salvo Inglaterra, notifican récords diarios de contagios.

Inglaterra, fin del teletrabajo y de las mascarillas

En Inglaterra ya no es obligatorio desde este miércoles el uso de la mascarilla en ninguna parte. También se elimina el certificado covid, que actualmente se aplica para entrar en discotecas, recintos cerrados con más de 500 personas o lugares abiertos con más de 4.000; y se pone fin a la recomendación de teletrabajar.