Certezas y dudas del caso Esther López después de cuatro meses

Efe VALLADOLID

ACTUALIDAD

Imagen de Esther López. Atlas
Imagen de Esther López. Atlas

Sigue sin aclararse si su muerte fue accidental o si pudieron intervenir terceras personas, por comisión o por omisión

12 may 2022 . Actualizado a las 11:26 h.

El caso de Esther López, cuatro meses después de su desaparición y el hallazgo posterior de su cuerpo sin vida en Traspinedo (Valladolid), permanece abierto con certezas, descubiertas a través de la autopsia practicada al cadáver, y con dudas, centradas en si su fallecimiento fue accidental o si pudieron intervenir terceras personas, por comisión o por omisión.

Fue el pasado 12 de enero cuando la familia de la víctima, de 35 años, la vio por última vez, mientras la madrugada del día 13 de enero, jueves, fue el momento en el que amigos de la mujer le perdieron la pista. Desde su desaparición, que los allegados de Esther denunciaron el día 17 del primer mes del año, distintas unidades de expertos de la Guardia Civil y perros adiestrados, además del apoyo material de helicópteros y drones, trataron de dar a diario con el paradero de la mujer, a la que además buscaron en cuatro batidas con el apoyo de vecinos del pueblo.

Pero no fue hasta el sábado 5 de febrero cuando un senderista halló el cuerpo sin vida en una cuneta, en Traspinedo, una localidad de unos 1.100 habitantes, en la que residía la víctima y donde fue vista por última vez aquella madrugada. En concreto, el cuerpo de Esther López fue localizado decúbito prono -tendido boca abajo con la cabeza de lado- en el fondo de una cuneta de la carretera VP2303, en dirección al pueblo.