Portugal limita el riego en la agricultura por la sequía

Efe LISBOA

ACTUALIDAD

NUNO VEIGA | EFE

Aunque desde el Gobierno dicen que está garantizada el agua para la campaña de este año, han implementado una serie de medidas para fomentar su ahorro

22 jun 2022 . Actualizado a las 19:37 h.

La sequía no da tregua en Portugal. En este momento un 66 % del territorio está en sequía extrema y el 33 % en severa y, como explicaron el ministro de Medio Ambiente y Acción Climática, Duarte Cordeiro, y la ministra de Agricultura, María do Céu Antunes, el país «vive una de las situaciones más graves, tal vez la más grave desde 1931». Para frenar sus efectos el Gobierno luso anunció esta semana en una rueda de prensa conjunta ofrecida por ambos ministros el lanzamiento de 28 medidas para combatir los efectos de la falta de lluvias en el país. Entre ellas, como recoge Efe, está la limitación de riego en la agricultura. Con todo, afirmaron que hay agua almacenada para consumo humano para los próximos dos años y la campaña de riego está asegurada para el 2002 gracias a 37 de las 44 presas que disponen ahora. «Tenemos que habituarnos a vivir con menos agua y esto es válido para todos los portugueses», defendió Cordeiro.

Las iniciativas a implementar incluyen medidas de corto y largo plazo, como campañas de sensibilización sobre el uso del agua tanto para los consumidores como los sectores agroalimentarios e industriales y limitaciones de riego en agricultura, espacios verdes urbanos o en la producción de hidroeléctricas. El ministro precisó que desde hace meses monitorizan la situación y, además, «al final de este mes, en Lisboa», prevén una reunión con las autoridades españolas para «averiguar el cumplimiento de responsabilidades de cada una de las partes».

De cara al futuro, el Plan Regional de Eficiencia Hídrica del Algarve prevé 200 millones del Programa de Recuperación y Resiliencia (PRR) para proyectos de reutilización de aguas residuales y un proyecto para impulsar una desalinizadora de agua del mar. Asimismo, buscarán fuentes de financiación para implementar más medidas y un plan de intervención en la zona del Tajo y del oeste.