Los huidos del 1-O, pendientes de la decisión final del Tribunal de la UE

Javier Arias Lomo MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

@JUNTSXCAT

Los cinco fugados, en jaque ante una posible reactivación de las euroórdenes

08 ago 2022 . Actualizado a las 20:28 h.

Cinco de los siete líderes soberanistas que se fugaron nada más declarar unilateralmente la independencia en el 2017 siguen huidos de la justicia española en Bélgica y Suiza. Solo la exconsejera Meritxell Serret y la exportavoz de la CUP, Anna Gabriel, emprendieron el camino de vuelta. Aunque el juez instructor del procès decidió retirar las órdenes internacionales de detención dictadas contra Carles Puigdemont, los exconsejeros Antoni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, estas podrían reactivarse ante el último giro de la justicia europea. El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronunció hace tres semanas a favor de Pablo Llarena, respecto a la posibilidad de reclamar a Bélgica al expresidente catalán.

carles puigdemont

Sigue en Bruselas. El que fuese máximo responsable, junto al exvicepresidente Oriol Junqueras, de activar la vía unilateral que desembocó en la declaración de independencia huyó de España el 30 de octubre del 2017, dos días después de que el Gobierno de Mariano Rajoy aplicase el artículo 155 y tomase el control de la Generalitat. Lo hizo de noche, camuflado en un coche con la ayuda de un reducido grupo de Mossos. Cuatro días después, la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó una orden de detención internacional contra él por permanecer en Bruselas y desoír la citación judicial para declarar como imputado por rebelión, sedición y malversación de fondos tras la querella de la Fiscalía del Estado. Más tarde, el Tribunal Supremo retiró la euroorden que pesaba sobre él y el resto de los exconsejeros huidos.

Las últimas noticias provenientes de la justicia europea han supuesto un varapalo para el expresidente. Hace un mes, el Tribunal General de la UE rechazó por «inadmisible» el recurso que había presentado, junto a Comín, contra la decisión del expresidente del Parlamento Europeo de despojarlo del escaño que había conseguido tras las elecciones europeas del 2019.