Ruido de colores para dormir y concentrarte

ALEJANDRA CEBALLOS / S. F.

ACTUALIDAD

ISTOCK

Rojo, blanco, rosa... ahora los sonidos tienen paleta cromática. Hay uno para cada necesidad, desde dormir más profundamente hasta concentrarse para estudiar

25 may 2023 . Actualizado a las 17:44 h.

Voces, puertas cerrándose, notificaciones móviles, el motor de un coche o alguien pitando... Cada vez hay más ruidos fuertes en las ciudades y, aunque parecemos acostumbrados a ellos, de acuerdo con la Agencia Europea del Medio Ambiente (Aema), la contaminación acústica supera los niveles que son saludables. Cada vez nos cuesta más encontrar lugares en silencio o donde lo único que se escuche sea la naturaleza.

 A pesar de sus efectos negativos en la salud, no solemos prestarle tanta atención a este tipo de contaminación como a la producida por gases de efecto invernadero. Sin embargo, el ruido producido por los humanos puede causar aumento de la presión arterial, ansiedad, problemas para dormir, de audición y, en casos más extremos, diferentes niveles de sordera. En el caso de la naturaleza, los ruidos poco habituales y en altos decibelios pueden ahuyentar a los animales de sus hábitats naturales, generando desequilibrios en el ecosistema.

Ante la falta de silencio, la opción a la que recurren muchos es encontrar otro sonido que cancele lo que viene de fuera. Un ejemplo claro es Gordon Hempton, un ecólogo del sonido que se dedica a cazar los lugares más silenciosos del mundo, que cada vez son más escasos, y a captar sus sonidos. Tiene vídeos, libros, y cinco sencillos en Spotify, dos de ellos con más de media hora, en los que se escuchan únicamente los sonidos de la naturaleza.

¿Realmente sirve? De acuerdo a una revisión publicada en la Revista de psicología y ciencias del comportamiento, es mejor estudiar en silencio. Sin embargo, hay quienes, ante la falta de lugares silenciosos, recurren a algún sonido que cancele los demás.

Un ejemplo de la búsqueda de sonidos para concentrarse es el canal de YouTube LoFi Girl, de la productora francesa homónima. Se trata de una animación pausada de una chica leyendo con música LoFi o Low Fidelity. Cuentan con 12 millones de suscriptores en la red social y, desde su lanzamiento, tienen una transmisión constante en vivo 24 horas al día. Tal fue el éxito de este canal, que este año lanzaron también a Synthwave Boy, el mismo concepto, pero con música electrónica que, de acuerdo con la productora, está más adaptada para jugar videojuegos.

Eso sí, no toda la música tiene el mismo efecto. Según las investigaciones que se han llevado a cabo en la materia, dependiendo del ritmo y la velocidad de este, el efecto que se produce en el cerebro puede ser uno u otro. El análisis El ritmo de la música y su efecto favorable al aprendizaje menciona que quienes empiezan a estudiar con música barroca lograron retener con mayor facilidad los contenidos de los cursos. Por otro lado, hay quienes prefieren ritmos electrónicos o fuertes para mantenerse despiertos. Eso sí, siempre se menciona la importancia de que la música elegida sean canciones sin líricas, o, simplemente sonidos encontrados en la naturaleza, puesto que la letra de las canciones crea imágenes en el cerebro que pueden resultar distractoras.

Con la música está más o menos claro. La elegimos según nuestro estado de ánimo. Pero, ¿a qué viene lo del ruido de la aspiradora o el ventilador para dormir bebés? Se trata del ruido de colores, especialmente el blanco, y es tal su popularidad actual que es posible encontrar en Amazon, desde 25 euros, dispositivos electrónicos que reproducen dichos sonidos.

La promesa es que el ruido blanco bloqueará el proveniente del exterior, y así lo corroboran las reseñas: «Yo los utilizo para no escuchar a la pesada de mi vecina y realmente no la oigo hablar pero cuando suelta una carcajada, sí la escucho», asegura una usuaria. «Empecé usándolo para el bebe y ahora he puesto uno en mi habitación», teclean otros.

¿En qué consiste? «Es un concepto técnico en el que los sonidos que suman todas las frecuencias del rango audible son reproducidos al tiempo. Como cuando enciendes un televisor viejo que no se sintonizaba», explica Alejandro Bernal, músico y productor.

Los colores, al igual que con el espectro visible de la luz, «hacen referencia al volumen de cada una de las frecuencias. El blanco son todas con el mismo volumen; en el rosa las más altas están atenuadas; y en el rojo —también conocido como marrón, por el efecto browniano—, se trata de sonidos de más baja frecuencia», continúa explicando. A mayores, está el gris, en el que se pretende que el volumen de ninguna frecuencia se perciba superior al de otras, de forma que se escuchan iguales todas; y el negro, que sería la ausencia de sonido.

Además de las máquinas de sonido blanco, con la búsqueda de la palabra «noise» en la tienda de aplicaciones aparecen apps como Noise Brown, White Noise, Atmosphere o Sleep Sound, que entre todas suman más de 10 millones de descargas. Prometen sonidos relajantes para dormir o ruido ambiente, además de colores que no aparecen en todas las clasificaciones, como el ruido verde, azul o naranja.

A pesar de que el más estudiado y común suele ser el blanco —asociado a los sistemas de ventilación o a la estática de dispositivos audiovisuales análogos—, actualmente se han popularizado también el rosa —similar a la lluvia constante o el viento susurrante. Y empiezan a aumentar los adeptos al rojo (o marrón) que es similar al rosa, pero más profundo; puede incluir olas del mar o cascadas.

¿Funcionan?

A pesar de la popularidad, hay quienes prefieren el silencio absoluto, de hecho, el artículo Revisión sobre estudiar con música de fondo, concluye que es lo mejor, pero no es fácil conseguirlo en la actualidad. Y hay quienes aseguran que el ruido ha sido la solución a sus problemas, especialmente cuando se trata de trabajar en espacios con muchas fuentes de distracción.

Un estudio del Centro Nacional de la información de la Biotecnología (EE.UU.) asegura que el ruido rosa durante el sueño ayuda a disminuir el deterioro cognitivo y mejora la memoria, porque estimula el cerebro de manera positiva. Por otro lado, al tener todas las ondas de frecuencia al tiempo, estos sonidos generan un efecto de aislamiento acústico en la habitación, por lo cual será más complicado que despertemos con interrupciones externas.

No solucionará todos tus problemas, pero a lo mejor el ruido de colores es lo que necesitas cuando el vecino sale tarde, por la noche, a tirar el vidrio en el contenedor verde.