Las autonomías toman la delantera a Asturias al convocar 20.000 plazas sanitarias

ASTURIAS

Solo el Principado y Cataluña no han avanzado su oferta de empleo. El consejero del Principado prometer dar cifras antes del 30 de junio

09 jun 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias parece llegar tarde a la oferta pública de empleo (OPE) para los cuerpos de sanidad. No solo ha convocado una única oposición desde las transferencias sanitarias, hace más de 16 años. Este año es la única comunidad, junto con Cataluña, que todavía no ha concretado qué puestos ofertará. El consejero del ramo, Francisco del Busto, anunció que una vez finalizado el concurso de traslados habría OPE. Hace solo unas semanas, adelantó que la fecha límite que se había marcado era el 30 de junio. Está a punto de agotarla. El peligro que corre el Principado es un éxodo masivo de profesionales que traten de conseguir una plaza fija en otras comunidades. No en vano, ya hay anunciadas casi 20.000 en toda España. Junto a territorios de mucha población, como Andalucía o Comunidad Valenciana, autonomías pequeñas realizarán un auténtico esfuerzo por estabilizar plantillas. Ese es el caso de Aragón, donde se habla de unas oposiciones para cubrir más de 3.300 vacantes.

El Sindicato Médico (Simpa) confía en la palabra de Del Busto, pero le urge a concretar sus planes. El resto de regiones ya se están moviendo y los profesionales buscan una alternativa a los contratos en precario que ahora mismo tienen en el Principado. Su secretario general, Antonio Matador, pone un ejemplo revelador. Casi el 100% de los médicos que han llegado al Principado con el último concurso de traslados son facultativos asturianos que habían sacado plaza fuera y que querían volver a casa. Algunos ya habían conseguido regresar en precario, con comisiones de servicio otorgadas para afrontar situaciones personales complicadas.

Mientras el personal sanitario espera impaciente esa oferta de empleo del Servicio de Salud del Principado (Sespa) la lluvia de plazas anega el resto de comunidades, con oposiciones que se distribuyen entre el año 2016 y 2017. En Andalucía se habla de 3.390 puestos, ya que su objetivo es alcanzar el 100% de la tasa de reposición. Eso se traduce en 700 médicos y 1.100 enfermeros. En Aragón saldrán también más de 3.000. En su caso, el Gobierno autonómico ofertará 2.948 plazas atrasadas y casi 500 de 2015. Su intención es que quede lista en 2016. Otra de las más ambiciosas, la de la Comunidad Valenciana, supera las 3.600 y es fruto de la acumulación de los ejercicios 2014, 2015 y 2016. La de Galicia, por el contrario, es mucho más modesta. Sus 818 vacantes, para médicos y enfermeros, son insuficientes para los sindicatos. Así se podría cubrir todo el mapa, con Castilla y León, La Rioja, Castilla-La Mancha,...