Asturias sincroniza sus cámpings con Europa

El Principado actualiza la normativa de los alojamientos de acampada y mide su calidad con estrellas verdes, una simbología que han comenzado a adoptar diferentes países. La nueva ley crea áreas de servicio para autocaravanas en tránsito, con estancias máximas de 48 horas

Un cámping asturiano.Un cámping asturiano
Un cámping asturiano

Redacción

El turismo asturiano vive con un ojo puesto en Europa, tanto para captar clientes como para adaptar lo mejor de su modelo. Lo hacen los hoteles y los alojamientos rurales pero también los cámpings. El Principado tramita en la actualidad un nuevo decreto de campamentos y otras modalidades de turismo de acampada para adaptarlo a la creciente importancia de este mercado de viajeros y para sincronizar sus establecimientos con Europa. Las dos grandes novedades de este documento son la creación de áreas de servicio para autocaravanas en tránsito, con estancias máximas de 48 horas, y el cambio de la clasificación de categorías de los cámpings, al sustituir las actuales tiendas por las estrellas verdes, una simbología que se extiende con rapidez por todo el continente. Este proyecto está en periodo de exposición pública y ya ha pasado por manos del Consejo Económico y Social (CES). 

El preámbulo del decreto reconoce que dentro del mercado turístico se están produciendo unos cambios que son un reflejo de la evolución económica y social y que se traducen en la demanda de nuevos productos, como son los alojamientos alternativos a los hoteles y los servicios para el viajero itinerante. Esta modalidad vacacional tiene un peso creciente. El Principado lo atribuye tanto «al desarrollo de las infraestructuras viarias y de los vehículos automóviles, especialmente en el caso de las denominadas autocaravanas y similares, que exigen instalaciones adecuadas para garantizar la seguridad de la práctica de este tipo de turismo, así como la adaptación de las ya existentes». Para amoldarse a los tiempos lanza esta nueva regulación.

El borrador del decreto

Una de las modificaciones más sustanciales es la transformación del modo en el que se mide la categoría de los cámpings. Hasta ahora se clasificaban con el símbolo de una tienda de campaña. El que tenía una tienda era muy básico y los que lucían cuatro, los de máxima calidad. Los de dos y tres prestaban servicios intermedios. El nuevo decreto eliminas las tiendas y adopta las estrellas verdes, que es la simbología que se está aprobando en otras comunidades y también en otros países europeos. El Gobierno asturiano considera que ofrece más garantías al viajero internacional, que lo reconocerá a primera vista, y permitirá a los negocios captar más clientes extranjeros. Las estrellas verdes se dividirán en cinco categorías, como los hoteles. El de cinco será el más lujoso. La norma establece también la correspondencia entre las tiendas y las estrellas, para que los establecimientos de acampada que ya están funcionando se puedan equiparar.

La segunda gran novedad  son las áreas para autocaravanas en tránsito, tal y como se denominan en la normativa. Son espacios de terreno delimitados, cerrados y con los servicios precisos para atender a los clientes. El tiempo máximo de permanencia de un vehículo será de 48 horas, con la finalidad de descansar de su viaje y deshacerse de los residuos almacenados, a cambio de una tarifa. Estas estaciones de servicio podrán inaugurarse en cualquier terreno cuya normativa urbanística también permita la instalación de cámpings. Pero, además, podrán ubicarse junto a autovías, autopistas o carreteras, siempre que tengan el permiso de la autoridad titular de esa vía, y en núcleos urbanos, cuando las ordenanzas municipales no lo prohíban.

Otra opción es que el propietario de un cámping instale también estas áreas para autocaravanas en tránsito. En ese caso, puede construirlo de forma anexa y compartir la recepción. Pero cada negocio tendrá su espacio, sus clientes y sus servicios. La recepción es obligatoria pero podrá ofrecerse con otros modelos más tecnológicos, en los que la tradicional ficha de entrada podrá sustituirse por un registro de los vehículos, con datos personales de los ocupantes. 

El diseño también se marca. Las edificaciones serán como máximo, de planta baja, un piso o un bajo cubierta y estarán destinadas a la recepción y a servicios comunes. Tendrán que estar adaptados para usuarios de movilidad reducida. El recinto estará dividido en parcelas de 28 metros cuadrados y numeradas, con terreno asfaltado o compactado y con una altura libre mínima de 3,5 metros. Los viales serán amplios para facilitar las maniobras. Durante la estancia podrán desplegar toldos y utilizar elementos portátiles como mesas o asientos. Las áreas deberán disponer de vertederos especiales estancos para la evacuación del contenido de los depósitos de aguas residuales de tratamiento químico, un punto limpio por cada 40 parcelas, suministro eléctrico y de agua potable, además de un plan de emergencias. Su perímetro estará bien delimitado.

Otros artículos

La normativa que está ultimando el Principado establece todo tipo de criterios de funcionamiento para los cámpings. Recuerda que todos deben aprobar un reglamento de régimen interior con normas de convivencia y mostrarlo en un sitio visible. Los propietarios tienen la obligación de informar a la Administración turística de los periodos de apertura y durante el cierre podrán mantener el servicio de depósito y guarda de caravanas. No permitirán a sus clientes que realicen obras fijas y el tiempo máximo de estancia será de once meses al año.

La regulación de las cabañas de los cámpings se mantiene. Pueden dedicar el 25% de sus instalaciones a esta modalidad de alojamiento, que deben tener como máximo 40 metros cuadrados repartidos en un solo piso o, como mucho, un piso con bajocubierta. Serán de cuatro plazas y podrá llegar a seis si le añade un baño.

Algunos artículos son curiosos. Por ejemplo, uno se refiere a las mobil home y a la estética. Pueden ocupar como máximo el 50% y aconseja alejarlas del perímetro exterior para reducir su impacto visual. Al mismo tiempo, regula el aparcamiento exterior. Los cámpings asturianos tendrán que tener una plaza para un vehículo por cada cuatro clientes.

Valora este artículo

10 votos
Tags
Comentarios

Asturias sincroniza sus cámpings con Europa