Asturias sincroniza sus cámpings con Europa

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

Un cámping asturiano.Un cámping asturiano
Un cámping asturiano

El Principado actualiza la normativa de los alojamientos de acampada y mide su calidad con estrellas verdes, una simbología que han comenzado a adoptar diferentes países. La nueva ley crea áreas de servicio para autocaravanas en tránsito, con estancias máximas de 48 horas

18 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El turismo asturiano vive con un ojo puesto en Europa, tanto para captar clientes como para adaptar lo mejor de su modelo. Lo hacen los hoteles y los alojamientos rurales pero también los cámpings. El Principado tramita en la actualidad un nuevo decreto de campamentos y otras modalidades de turismo de acampada para adaptarlo a la creciente importancia de este mercado de viajeros y para sincronizar sus establecimientos con Europa. Las dos grandes novedades de este documento son la creación de áreas de servicio para autocaravanas en tránsito, con estancias máximas de 48 horas, y el cambio de la clasificación de categorías de los cámpings, al sustituir las actuales tiendas por las estrellas verdes, una simbología que se extiende con rapidez por todo el continente. Este proyecto está en periodo de exposición pública y ya ha pasado por manos del Consejo Económico y Social (CES). 

El preámbulo del decreto reconoce que dentro del mercado turístico se están produciendo unos cambios que son un reflejo de la evolución económica y social y que se traducen en la demanda de nuevos productos, como son los alojamientos alternativos a los hoteles y los servicios para el viajero itinerante. Esta modalidad vacacional tiene un peso creciente. El Principado lo atribuye tanto «al desarrollo de las infraestructuras viarias y de los vehículos automóviles, especialmente en el caso de las denominadas autocaravanas y similares, que exigen instalaciones adecuadas para garantizar la seguridad de la práctica de este tipo de turismo, así como la adaptación de las ya existentes». Para amoldarse a los tiempos lanza esta nueva regulación.

El borrador del decreto

Una de las modificaciones más sustanciales es la transformación del modo en el que se mide la categoría de los cámpings. Hasta ahora se clasificaban con el símbolo de una tienda de campaña. El que tenía una tienda era muy básico y los que lucían cuatro, los de máxima calidad. Los de dos y tres prestaban servicios intermedios. El nuevo decreto eliminas las tiendas y adopta las estrellas verdes, que es la simbología que se está aprobando en otras comunidades y también en otros países europeos. El Gobierno asturiano considera que ofrece más garantías al viajero internacional, que lo reconocerá a primera vista, y permitirá a los negocios captar más clientes extranjeros. Las estrellas verdes se dividirán en cinco categorías, como los hoteles. El de cinco será el más lujoso. La norma establece también la correspondencia entre las tiendas y las estrellas, para que los establecimientos de acampada que ya están funcionando se puedan equiparar.