Un supercerebro a medida para las empresas

Zapiens ofrece a grandes compañías una aplicación con la que gestionar el flujo interno de información


Redacción

En grandes compañías el flujo de información es constante y a menudo muy complejo; organizar la forma en la que todo ello llegue en tiempo y forma a los empleados y que, además, lo haga con un sistema capaz de aprender y evolucionar a partir de las cuestiones que se plantean es el preciado producto que ofrece la empresa asturiana Zapiens y que además ha sido capaz de seducir a grandes corporaciones, desde Vodafone al Banco Santander para que contraten sus servicios. Ahora se prepara para expandirse a Francia, Austria, Alemania, Inglaterra con la mira también en EEUU.

«Somos una aplicación que utilizan las empresas para que sus trabajadores sepan lo que tienen que saber, y además puedan preguntar cualquier cosa. ¿Qué quiere decir eso? Que los trabajadores a través de la aplicación reciben sus mircroentrenamientos para que sean los mejores profesionales y además habla con un robot que les puede responder a cualquier pregunta»; explica el CEO de Zapiens Daniel Suárez. Este «supercerebro para las empresas» funciona de la siguiente manera: «Por ejemplo en Vodafone son 5.000 trabajadores aquí en España, y nos utilizada para que cuando una persona empieza en la compañía reciba el ‘onboarding’ y sepa todo, desde donde están los baños y la fotocopiadora, es como un compañero robot al que le puede preguntar cualquier cosa; es un robot que te va guiando en los entrenamientos que necesites y preguntas del día a día. También su tú como cliente vas a una tienda de la compañía y preguntas por algo que el vendedor no lo sabe pues el robot sí».

En cierta manera, según destacó Suárez, Zapiens construye para cada empresa una suerte de Siri o buscador de Google particular; pero no se queda ahí. «La diferencia es que en nuestro caso es un híbrido porque mezcla humanos con robots. Si le haces una pregunta a Google y no hay respuesta pues no está; pero en nuestro caso el robot tiene el superpoder de decirte ‘no lo sé’ y luego es capaz de predecir qué personas sí lo saben. Coge esa pregunta se la envía a esas personas, que la responden, y ahí sucede la magia porque a la vez el sistema aprende de esa respuesta y la próxima vez que se repita la pregunta será el robot quien lo haya aprendido», destacó el responsable de la compañía.

Zapiens nació en la Freehouse de Oviedo en el año 2013, un entorno en el que Suárez destaca que «los emprendedores nos ayudábamos los unos a los otros» y es ejemplo de «cómo en ese caldo de cultivo se florece y se construyen empresas reales y ahora podemos decir con orgullo que gestionamos el conocimiento de más de 25 grandes corporaciones y todo eso se gestiona desde Asturias». en la actualidad cuenta con 26 trabajadores y espera llegar hasta los 40 el año próximo en una progresión que se ha multiplicado exponencialmente en los últimos años. «Estamos en Oviedo, estamos en Gijón, y ahora estamos abriendo oficina en Somiedo. Es allí donde queremos hacer el centro de investigación, de gestión del conocimiento, hace nada trajimos a 30 directivos de Vodafone a Somiedo y se quedaron alucinados porque vieron la potencia de tecnología pero también las raíces y la cultura, cómo todo eso está impregnado en los orígenes de la empresa y les flipa».

En sus comienzos, Zapiens contó con el apoyo del IDEPA en varios proyectos, además del respaldo de Asturex y un préstamo de la Sociedad Regional de Promoción del Principado de Asturias (SRP), que sirvió, según Suáres, como «un ladrillo más de la catedral que estamos intentando construir». Además, elogió la labor del IDEPA y su «transformación» en los último años para «abrirse a proyectos digitales. En muchos sitios les llama la atención que se encuentren tantos proyectos y a tanta gente de Asturias y siempre les digo la misma frase, que es que en Asturias seguimos siendo mineros lo que pasa es que la nueva minería es la de datos y lo bueno es que en Asturias tenemos un montón de talento, de ingenieros súper buenos  y datos hay en todas partes. Y el apoyo del Idepa al respaldar estas nuevas minerías viene muy bien».

Comentarios

Un supercerebro a medida para las empresas