Microbiólogos asturianos defienden que son los únicos formados para realizar los test del coronavirus

La Voz

ASTURIAS

PACO RODRÍGUEZ

La Sociedad Asturiana de Microbiología señala que son los únicos que pueden garantizar la calidad diagnóstica y los derechos de los pacientes. Señala que habilitar otros laboratorios fomentaría «el intrusismo»

03 may 2020 . Actualizado a las 10:53 h.

Reconoce que en el Principado puede haber más laboratorios con la tecnología y con los recursos humanos necesarios para realizar el trabajo. Pero señala que solo especialistas de Microbiología y Parasitología están capacitados para garantizar la calidad diagnóstica y los derechos de los pacientes. La Sociedad Asturiana de Microbiología ha publicado un comunicado en el que muestra su disconformidad con que otros laboratorios acreditados por el Instituto Carlos III, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, realicen las pruebas PCR para determinar la presencia del coronavirus SARS-CoV2, el que produce el COVID-19. Dice que se sieten víctimas de acoso aún cuando Asturias es una de las regiones en las que los microbiólogos están realizando un mayor número de test.

«No podemos ceder este diagnostico a personal no sanitario, por la seguridad de los pacientes, y es más habiendo medios y recursos suficientes. Asturias lo ha demostrado siendo una de las comunidades autónomas donde los microbiólogos han realizado un mayor número de test, como se ha demostrado en numerosas ocasiones. Estamos ante un posible delito de intrusismo. Seguimos teniendo capacidad para asumir la demanda que salud necesita, hemos dado y estamos dando respuesta en cuestión de horas cuando en la mayoría de los laboratorios del país se demoraba a 24 horas en el mejor de los casos», señala como introducción.

A continuación reproducimos íntegra la carta de la Sociedad Asturiana de Microbiología:

En las últimas semanas en diversos medios de comunicación aparecen de forma reiterada noticias, insuficientemente contrastadas, en relación con la intención de capacitación por parte del Principado de Asturias de varios laboratorios para realizar el diagnóstico microbiológico del SARS-CoV-2 (Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (Ispa), Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias (Serida), Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias (Imoma), centro de I+D de Arcelor, Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Universidad de Oviedo e Instituto de Productos Lácteos de Asturias (Ipla)).

Como sociedad científica estamos obligados a defender ética, deontológica y legalmente que el diagnóstico del SARS-CoV2 y la enfermedad que produce, COVID19, sea realizada en el ámbito del Principado de Asturias por especialistas en Microbiología y Parasitología, en aras de garantizar no sólo la calidad diagnóstica sino los derechos de los pacientes y de la población asturiana en general.

La especialidad de Microbiología y Parasitología se encuentra regulada en Orden SCO/3256/2006, de 2 de octubre, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad. Este programa ha sido elaborado por la Comisión Nacional de la Especialidad de Microbiología y Parasitología y verificado por el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, órgano asesor en materia de formación sanitaria especializada del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Sobre la formación MIR/BIR/FIR/QIR se han asentado las distintas especialidades básicas, clínicas, médicas y quirúrgicas que hacen de nuestro sistema uno de los más exitosos y envidiados a nivel mundial.

La especialidad de Microbiología y Parasitología estudia la relación del ser humano con los distintos microorganismos que provocan patología, su labor se centra en el diagnóstico y la evolución de las infecciones que estos provocan y en apuntar la solución a los trastornos que ocasionan.

En la última década, la Microbiología ha tenido un papel relevante en la vida diaria: desde la gripe porcina, el ébola, la listeriosis o la última pandemia del SARSCoV-2. Todos los estamentos científicos están de acuerdo que el diagnóstico precoz y masivo de dicha infección ha permitido controlarla ahí donde se aplicaron estos conocimientos por parte de los especialistas en la materia.