El contagio por coronavirus se triplica en Asturias en la segunda ola

El 6,1% de la población tiene anticuerpos contra el virus, según el último informe del estudio de seroprevalencia que elabora Sanidad y el Instituto Carlos III


Redaccion

El porcentaje de asturianos que se ha contagiado de coronavirus se eleva al 6,1%, algo más de 60.000 personas, casi el triple de los que se habían infectado en la primera ola, cuando habían contraído el virus un 1,9% de la población, según recoge el cuarto informe del estudio de seroprevalencia Enecovid. En el caso de España, ese porcentaje es de un 9,9%, casi el doble que en la primera ola, cuando un 5,2% de la población se había infectado.

Un total de 1.616 asturianos han participado en esta última oleada del estudio de seroprevalencia que coordinan el Ministerio Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), del que se han dado a conocer los resultados preliminares de los test rápidos de anticuerpos, en los que se ahondará en las próximas semanas a través de los análisis en laboratorio.

En todo caso, que ese 6,1% de la población asturiana tenga anticuerpos contra el coronavirus significa, según ha considerado a través de las redes sociales el presidente del Principado, Adrián Barbón, dos cosas. «Una, que muy poca gente ha pasado la enfermedad, lo que es bueno. Dos, que hay mucha gente en Asturias que corre el riesgo de contagiarse. Por eso, tenemos que extremar las precauciones. Se puede contagiar mucha gente aún y con nuestra población vulnerable, significa más hospitalizados y fallecidos», advierte.  

En comparación con otras regiones, Asturias está muy alejada de Madrid, Cuenca y Soria que, con más de un 15%, encabezan el listado de infecciones y por encima de Canarias, Lugo, Pontevedra, A Coruña, Valencia, Córdoba y Huelva, que no llegan al 5%. 

La proporción de personas con anticuerpos IgG es mayor en residentes de grandes ciudades (más de 100.000 habitantes), y se sitúa en estas localizaciones en un 8,3 % actualmente y en un 11,6 % en el global del estudio.

De acuerdo con el avance presentado este martes, uno de cada diez personas que vive en España se habría contagiado de coronavirus; la mitad lo hizo en la primera ola, según arrojaban las cifras de las tres primeras rondas que culminaron en julio, y la otra mitad en esta segunda ola epidémica, ha destacado la directora del ISCIII, Raquel Yotti.

Pese a que los test rápidos facilitan la participación, lo cierto es que ha descendido a 51.409 las personas que han aceptado participar en el estudio, una cifra en la que se observa cierta infrarrepresentación de niños menores de 10 años, adultos jóvenes y personas muy mayores.

Las personas seronegativas en la primera fase del estudio que ahora tienen anticuerpos IgG detectables (tasa de seroconversión) se sitúa en un 3,8 %, cuando en las anteriores era del 0,7-0,9 %.

El porcentaje de personas asintomáticas durante las 4 rondas que tiene anticuerpos IgG se sitúa en un 3,3 %, cuando en las oleadas anteriores se mantuvo entre un 2,5 % y un 2,8 %, mientras que el porcentaje de asintomáticos en relación con el total de positivos se estima en torno al 30%, según recoge Efe.

Esta cuarta ronda del estudio de seroprevalencia también ha detectado que un 2,8% de los infectados en las oleadas anteriores ha perdido o reducido su nivel de anticuerpos IgG, de forma que ahora no son detectados por los test rápidos. La cifra es la diferencia entre la seroprevalencia actual, que sólo recoge los positivos IgG de los últimos quince días de noviembre, y la que acumulan los infectados en los cuatro periodos del la macroencuesta, según ha explicado en la rueda de prensa de presentación la directora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán.

Globalmente, en la segunda quincena de noviembre un 7,1% de la población residente en nuestro país presenta anticuerpos IgG, siendo este porcentaje ligeramente superior en mujeres, aunque la diferencia con los hombres no es significativa (7,5 % versus 6,7 %).

Este estimador representa el porcentaje de población española no institucionalizada que, de acuerdo a los datos obtenidos con el test rápido, ha tenido contacto con SARS-CoV-2 desde el inicio de la pandemia.

Y de esa diferencia se desprende que un 2,8% por ciento de personas han perdido por el camino o reducido sus anticuerpos, si bien habrá que esperar aún algunas semanas para tener los datos consolidados resultantes de las pruebas de laboratorio.

Porque, según ha recordado Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III responsable del estudio, «los test rápidos tienen una precisión menor que los de laboratorio; por eso se desaconseja su uso para diagnóstico. Son útiles para hacer estadísticas, pero no para tomar decisiones a nivel individual», ha destacado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El contagio por coronavirus se triplica en Asturias en la segunda ola