La fosa de El Rellán, en Grado, continuará siendo exhumada tras archivarse las diligencias

La Asociación para la Recuperación de la Memoria ha pedido al juzgado continuar con las actuaciones, que se llevarán a cabo por cuenta propia

Trabajos de prospección en la fosa común de Grau
Trabajos de prospección en la fosa común de Grau

Oviedo

El juzgado de primera instancia e instrucción de Grado ha confirmado el archivo de las diligencias abiertas después de que la Asociación para la Recuperación de la Memoria (ARMH) iniciara el pasado mes de julio la exhumación de la fosa común de El Rellán, paralizada por orden judicial y que este colectivo retomará ahora.

El auto dictado por la titular del juzgado señala que las actuaciones practicadas acreditan que los hechos objeto de la presente causa pudieran ser constitutivos de delito, pero advierte de que los restos humanos encontrados tienen una antigüedad considerable y fueron hallados en una zona conocida por la posible existencia de una fosa común de la Guerra Civil junto a varios cartuchos, por lo que es presumible que se trate de personas represaliadas durante la contienda.

Así, y al haber transcurrido «con creces» el plazo de 20 años previsto en el Código Penal, el juzgado acuerda el sobreseimiento por prescripción del delito con lo que, según la ARMH, rechaza aplicar la Convención de la ONU contra la Desaparición Forzada e Involuntaria de Personas, ratificada por España en 2009, que obliga a resolver con urgencia este tipo de desapariciones.

La Asociación recuerda que, desde que se abrieron las diligencias, ha pedido al juzgado continuar con sus labores y le ha urgido a decidir ya que algunos familiares con una edad muy avanzada han visto cómo se detenía la búsqueda iniciada en julio de 2020 «y han vivido con angustia el paso de tiempo cuando por fin había llegado el momento de la exhumación y asistido al archivo de las diligencias que lo único que ha aportado es una pérdida de tiempo». La ARMH contactará con el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, dependiente del Ministerio de Justicia, «que se ha comprometido públicamente a llevar a cabo las identificaciones genéticas de los restos humanos que sean encontrados en El Rellán» y regresará a Grado para prospectar la finca para intentar localizar más fosas en el mismo lugar.

Además, tomará muestras de ADN a las 30 familias que sospechan que alguno de sus miembros pudiera haber sido asesinado en la zona, unas actuaciones que la Asociación llevará a cabo con recursos propios, dado que no solicita subvenciones al estar en contra de ese modelo y apoya que el Estado cree una institución que investigue y busque a los desaparecidos. Los trabajos realizados en julio de 2020 en la finca de El Rellán, donde podrían encontrarse los cadáveres de más de medio centenar de personas fusiladas entre 1936 y 1938, permitieron localizar en el primer día de trabajo los restos de al menos tres personas y 19 casquillos de bala.

Al día siguiente, la Guardia Civil se desplegó en la zona por orden del juzgado y, además de tomar declaración a varias personas que habían participado en la exhumación, recogieron restos óseos y de balística que fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Oviedo para ser analizados y la jueza ordenó que se detuviera la exhumación. La finca había sido adquirido en 2018 por el Ayuntamiento de Grado y el mapa de fosas elaborado por el Gobierno asturiano a partir de una investigación realizada por la Universidad de Oviedo pudo identificar al menos a 25 personas que habrían sido asesinadas en ese lugar, siete mujeres y 18 hombres, entre ellos un joven de trece años, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La fosa de El Rellán, en Grado, continuará siendo exhumada tras archivarse las diligencias