Trabajadores de hostelería llevan a Inspección de Trabajo el fraude en el pago de horas nocturnas

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

Un camarero escancia un culete de sidra
Un camarero escancia un culete de sidra PACO RODRÍGUEZ

El colectivo denuncia que los empresarios hosteleros defraudan al fisco en España unos 119 millones mensuales

22 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Asociación de Trabajadores de Hostelería de España (ACYC) trabaja junto a la directora territorial de la Inspección de Trabajo de Asturias en las posibles irregularidades que se puedan estar produciendo en el Principado contra los trabajadores de este sector. Los contactos se retomarán en el mes de noviembre, ya que durante lo que queda de septiembre y octubre se buscará el acuerdo con el resto de directores territoriales de Trabajo de España.

En este documento -que ya ha tenido el visto bueno de Inspección de Trabajo de Asturias- se aborda, entre otros, un tema concreto de la hostelería: la remuneración de la horas nocturnas. «Entendemos que cuando los inspectores de trabajo llevan a cabo una inspección en un local de hostelería, lo normal es encontrarse con horarios de ocho horas diarias con uno o dos días de descanso. Pero ni los hosteleros y sus asesorías, cómplices necesarios, son tan listos como creen, ni los trabajadores somos tan tontos como piensan», aseguran desde ACYC.

Fraude fiscal en las horas nocturnas

Todas las empresas de cualquier sector están obligadas a llevar un control de registros horarios de sus trabajadores, debiendo conservarlo durante al menos cuatro años. En hostelería, según denuncian desde ACYC, se ha permitido llevar dicho registro en papel: «Un sistema deficiente y muy fácil de falsificar para los empresarios». Por tanto, según relatan varios trabajadores, estos horarios son entregados a los trabajadores con unos horarios preestablecidos, fuera del horario que realmente ejercerá. Según apuntan desde ACYC, «en ocasiones los trabajadores deben firmar una o dos semanas de trabajo ya realizadas y no día a día». En este sentido, en caso de una posible inspección de trabajo o una denuncia del trabajador por horas extras no abonadas, la empresa tendrá un porcentaje alto de ganar un juicio.