Amagüestos en verano


En llegando la seronda ye corriente amagostar castañes. Según la zona’l país cómense con sidra’l duernu, vino, aguardiente o llechi, que ye como dicía mio padre que se preparaben en casa de neñu. Les castañes quitaron muncha fame n’Asturies, o polo menos ayudaron a llevalo.

Na política asturiana tamién hai muncha fame que quitar y favores que pagar. Por eso ye polo que los amagüestos nun entienden d’estaciones. Cualquier época l’añu ye bona pa comer castañes y zucar del tetu hasta escosar la vaca de toos.

Va agora pa un añu tuvi una polémica en Twitter con Gaspar Llamazares a cuenta’l nomamientu d’Antonio Virgili como director de la RTPA. Virgili yá ficiera de director en funciones con Foro. El PSOE nun yera lo que más quería, pero tragólu pa contentar al PP y algamar cola derechona, pela que tanto echa, la mayoría que necesitaba. Lo raro yera qu’IU se sumara al pacto; pa ello Llamazares quería convencenos de que’l so votu yera imprescindible pa que l’ente tuviera director, pero mentía. La mayoría cualificada de la que falaba, pa xustificar el votu a favor, nun precisaba d’IU; yera abondo cola mayoría absoluta del PP y el PSOE. Detrás, como-y dixi yo y acabó demostrándose, había otros intereses menos confesables.

El PSOE y IU nun callaben col cambeo tan necesariu na RTPA, mentres daben el preste a un director que presentaba como currículum una montonera de sentencies xudiciales en contra por vulnerar los derechos de los trabayadores y unos índices d’audiencia probetayos por de más.

Un añu depués tamos nes mesmes. En xuno salieron les bases pa cubrir trés puestos de dirección na RTPA que son cualquier cosa menos exemplares, de mano diben ser dos, pero acabaron siendo trés: el tiempu pon a caún en so sitiu, la trampa rescampla y agora vemos que yo nun mentía cuando-y dicía a Llamazares que taben negociando puestos a escondidielles. En dos de los trés puestos nun se pide titulación; nel otru nun s’esixe experiencia como directivu, una experiencia que sí hai qu’acreditar pa los dos primeros, anque los trés sean directivos. A estes altures nun fai falta dicir que los puestos tán daos de mano y que los que tuvieron arroxando nesi amagüestu fueron Cherines, Jesús Gutiérrez y Manolo Orviz. El tridente de la RTPA tien iniciales, RPC, como si fuera la delantera d’un equipu fútbol; toes trés, persones vinculaes d’una manera o otra al PP, IU y la FSA.

Pa la FSA va ser la Dirección d’Informativos, que garanta’l control del programa más vistu: TPA Noticies. Pal PP, la Dirección d’Antena y Conteníos, que ye de quien depende la parte del presupuesto que va pa les productores; ahí tán los negocios que tanto-yos presten a los discípulos d’Ovidio Sánchez. Y como a última hora se metió IU pel medio, hubo que crear algo nuevo que, anque nun pinte gran cosa, sirva pa pagar favores a IU y que pueda colocar xente: Medios Dixitales.

Paez ser qu’al final esti va ser ún de los temas que se van tratar na reunión del Conseyu d’Alministración d’esti llunes. Les cartes tán echaes y marcaes, pero la partida nun acabó. Tá tamos a tiempu de nun tener que pasar la vergüenza de ver cómo s’instrumentaliza partidariamente la televisión pública asturiana; de facto, el candidatu inicial que proponía la FSA acabó renunciando poles denuncies que fexo la Corriente Sindical d’Izquierda.

A algunos enllénase-yos la boca falando d’ética política y oportunidaes de cambeo, pero condenen a Asturies a ser como Soria.

Valora este artículo

11 votos
Comentarios

Amagüestos en verano