Otros cómplices


De momento vamos por el camino acertado. Pero esto no es más que el principio, porque la entrada en prisión de los exdirectivos de Novacaixagalicia nos lleva a pensar que, al fin, la Justicia se ha tomado el asunto con la seriedad que se merece y que a no mucho tardar gran parte de los trescientos responsables de los destrozos de las cajas y bancos van a seguir sus pasos, especialmente los archipopulares Blesa, Rato, Moltó, Olivas, Abad o Narcís Serra. Pero al tiempo que aguardamos las condenas y sus cumplimientos para quienes dilapidaron nuestros ahorros, tenemos que ser exigentes con quienes los ampararon; con los «autores intelectuales», que diría nuestro admirado José María Aznar. Porque ellos hicieron lo que hicieron gracias al apoyo y la comprensión de otros muchos que, aun pudiendo, ni alertaron ni impidieron los comportamientos mafiosos.

Y por eso tenemos que exigir responsabilidades. Políticas, porque PP, PSOE e IU, acomodados en los consejos de administración y con las tarjetas black en el bolsillo, no nos protegieron, como era su deber. Quienes ahora piden comisiones de investigación desde la oposición, ampararon y custodiaron los escandalosos saqueos. Como el Banco de España, su entonces gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez y todo el equipo directivo que supervisaba y autorizaba las decisiones de los piratas de nuestros ahorros.

El ingreso en prisión de los exdirectivos de Novacaixagalicia nos deja buen cuerpo. Para qué negarlo. Pero no podemos conformarnos solo con eso. En el asalto a las cajas y bancos de este país participaron otros muchos personajillos que con su desidia o colaboración ejercieron de cómplices. Y también como tal han de dar cuenta de sus tropelías. Por mucho que hoy señalen en otra dirección para que no les miremos y así no se les descubra. Ahí siguen expoliándonos. No lo olvidemos.

Valora este artículo

2 votos

Otros cómplices