Fin de la agonía por un euro


El anuncio del Santander sobre la compra del Banco Popular propicia el fin de la agonía de una entidad que lleva años desangrándose en Bolsa sin que las autoridades económicas españolas diesen ninguna explicación a los pequeños accionistas, los grandes perdedores, ni a la plantilla ni a los clientes. Como viene siendo habitual.

A partir de hoy, el día a día para depositantes será más tranquilo. También para los trabajadores por la pertenencia a un grupo internacional y rentable. Eso no impedirá que haya la posibilidad de una nueva reestructuración, que venga acompañada de bajas incentivadas como fórmula para ganar competitividad.

Sea como fuere la reestructuración del sistema financiero español ha dado un nuevo paso. De nuevo, al parecer, por un euro.

Valora este artículo

0 votos

Fin de la agonía por un euro