Disparates


Por si había alguna duda del papel que pueden realizar los Mossos d´Escuadra el próximo domingo, y desde hoy a ese día, ayer ya nos ha quedado claro que no están por la labor. La ausencia del mayor Trapero delegando en un subordinado para una reunión clave, nos pone de manifiesto que la labor de la policía catalana dista mucho de la que le corresponde y pretenden y aguardan Gobierno, fiscales y jueces. Va a ser difícil de romper la dinámica de desobediencia camuflada que vienen manteniendo. Si ya resulta difícil de digerir ver a la presidenta de un Parlament arengando a las masas y al president hablando de estado de sitio y de ocupación, es insoportable comprobar el papel de los Mossos. No satisfechos con militar en la pasividad ante los independentistas, incluso en los incidentes en los que se vieron inmersos compañeros de otros cuerpos, ayer tarde pusieron la guinda al cúmulo de despropósitos con un plantón a la reunión del mando único, a la que dicen no reconocer. Resulta curioso ver cómo amparándose en el malestar, los Mossos no aceptan la tutela del Ministerio del Interior decretada por la Fiscalía Superior de Cataluña. O lo que es lo mismo, se pasan por el forro de la chaqueta las órdenes de toda una Fiscalía. Lo del lío catalán está más cerca del disparate y del desvarío que de la realidad. Cuando creemos que la insensatez batió todos los récords nos sorprenden cada día con un nuevo episodio que supera al anterior. Y a medida que se aproxima el domingo parece que el desnortamiento alcanza grados inimaginables. También los Mossos, esos que se comprometieron a mantener el orden. Y que para eso se les paga.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Disparates