Jordi & Jordi, el poder fáctico del independentismo a los que nadie votó

.

Son el poder fáctico del golpe al Estado que se está llevando a cabo en Cataluña. Jordi & Jordi, Sánchez y Cuixart, manejan los hilos de la agitación y la acción directa en las calles del movimiento independentista. No han pasado por las urnas, pero actúan de hecho como dos superministros en la sombra del sanedrín de Carles Puigdemont, que se reúne en secreto desde hace meses en el Palau de la Generalitat para decidir los pasos a seguir en la hoja de ruta secesionista. Por vía directa o indirecta, las dos organizaciones que dirigen, la ANC y Òmnium Cultural, han recibido millonarias subvenciones de la Generalitat para llevar a cabo su labor de zapa contra todo lo que suene o huela a España en Cataluña. Ahora la ANC presiona a Carles Puigdemont para que declare la independencia de forma clara y contundente, sin subterfugios. El presidente catalán no solo se ha hecho rehén de los extremistas antisistema de la CUP, sino también de estas dos asociaciones civiles. Aunque hay que tener en cuenta que Puigdemont se siente a gusto con la ANC y Òmnium, porque no es un independentista sobrevenido, sino que lo es desde muy joven.

Jordi & Jordi igual dirigen a los manifestantes que emboscaron a la Guardia Civil, por lo que están siendo investigados por sedición, que organizan y controlan la farsa del 1-O o llaman a una huelga «de país» para imponer la ruptura con España. Sánchez es un politólogo, especialista en agitación, propaganda y movilización de masas que lidera la ANC, de la que forman parte 80.000 miembros. Cuando era dirigente de la Crida, participó en mítines de Herri Batasuna en plena ola de terror de ETA. Cuixart preside Òmnium Cultural, que reúne a 70.000 personas, y aspira a ser el gran empresario de la nueva república catalana. Ambos son los encargados de montar la escenografía del procés y de velar por que los gobernantes no se desvíen de la hoja de ruta independentista.

Jordi & Jordi son dos hábiles manipuladores que hablan en nombre del pueblo catalán, al que pretenden representar pese a que nadie los han votado. Aparecen continuamente en los medios de comunicación, no solo en los catalanes de titularidad pública, sino en las televisiones privadas, predicando la «buena nueva» del golpismo independentista de forma beatífica, como si el «resultado» del seudoreferendo amañado fuera representativo de la voluntad popular y lo legitimara. De esta manera pasan por encima de más de la mitad de la sociedad catalana, que rechaza la vía secesionista. Jordi & Jordi volverán a declarar el lunes en la Audiencia Nacional por un delito de sedición. Serán los jueces los que decidan, pero ambos son responsables políticos directos de un proceso que ha fracturado Cataluña.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Jordi & Jordi, el poder fáctico del independentismo a los que nadie votó