Les envían urnas, no tanques

.

Rajoy y sus apoyos (Sánchez y Rivera) son realmente malvados. Los independentistas esperaban que les enviaran tanques para consolidar su martirologio victimista y va el supuesto Estado opresor y franquista y les manda urnas para que los catalanes puedan votar con garantías. Sí, unas elecciones libres en las que no se vote las veces que se quiera y en el lugar que a cada cual le venga en gana y el recuento no lo hagan personas «imparciales» de la ANC y Òmnium Cultural. Es decir, lo que sucedió el 1-O, un referendo fraudulento en el que los independentistas basan su efímera República catalana. Como dirían ellos mismos Volem votar y votarem. Esa terrorífica y duradera suspensión de la autonomía que presagiaban interesadamente se ha convertido en menos de dos meses de interinidad, el tiempo estrictamente necesario para votar. Los secesionistas han quedado totalmente descolocados. Y ahora se enfrentan al dilema de presentarse o no a unas elecciones convocadas desde Madrid. Si lo hacen, estarán reconociendo la autoridad del Estado, poniendo de manifiesto el ridículo espantoso que han hecho proclamando un Estado fantasma que ningún país del mundo ha reconocido. Pero si las boicotean corren el riesgo de quedarse fuera de las instituciones cuatro años. Están atrapados en su propia trampa. Apuesto a que PDeCAT y ERC, incluso la CUP, dejarán a un lado su supuesta ética y serán de la partida, porque fuera hace mucho frío. Como demuestran los Tardá, Rufián y compañía, que no han dejado sus actas de diputado ni renunciado a sus cuantiosos sueldos pese a, según ellos, ser ciudadanos de un país extranjero como es España. Como se decía antes, la pela es la pela.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Les envían urnas, no tanques