Música, sí


Los concursantes de Operación triunfo deberían aprovechar hasta el último segundo los escasos días que les quedan hasta el colofón final del concurso de TVE. Ocurra lo que ocurra una vez que se clausure la puerta de la academia, y por mucho éxito que puedan tener después en sus carreras, es improbable que la televisión les vuelva a dedicar tantos minutos de horario de máxima audiencia siendo nada más, y nada menos, que artistas. Los contenidos musicales han sido eliminados o relegados en las programaciones, a no ser que estos vengan acompañados de una dosis de telerrealidad que ayude a pasar el trago, de un concurso de talentos que ponga el punto de emoción o de un espectáculo de disfraces e imitaciones.

Una petición promovida a través de change.org por el cantante del grupo heavy Lujuria ha logrado reunir ya cerca de 20.000 firmas para reclamar a la televisión pública «un programa musical de calidad» que evoque títulos históricos como Aplauso, Musical Express, ¡Qué noche la de aquel año! o Música sí.

De todos los momentos que este Operación triunfo está dejando en la retina, uno de los más sorprendentes es el de haber colocado en prime time actuaciones de cantantes en directo y haber dado visibilidad en la gala eurovisiva a los compositores que hacen que las canciones existan.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Música, sí